No tiene artículos en su carrito de compras.

Total: MXN$0
Libros UNAM

Un arte sin tutela: Salón independiente en México, 1968-1971

Un arte sin tutela: Salón independiente en México, 1968-1971

 

ISBN: 9786073006606

Autor(es): García, Pilar / Medina, Cuauhtémoc (editores)

Editor/Coeditor/Dependencia Participante: Dirección General de Publicaciones / Dirección General de Artes Visuales

Formato: Libro Impreso

Disponibilidad: En existencias

Special Price MXN$627

Precio Habitual: MXN$895

ISBN/ISSN 9786073006606
Entidad Académica Dirección General de Publicaciones
Edición o Número de Reimpresión 1a edición, año de edición -2018-
Tema Arte
Colaborador Dirección General de Artes Visuales
Número de páginas 400
Tamaño 28 x 21.5 x 3
Terminado o acabado rústico
Idioma Español-inglés

Detalles

El movimiento estudiantil de 1968, con su terrible desenlace dio paso
al surgimiento de una nueva conciencia social en México. Quizá uno
de los actos más subversivos y de mayor impacto fue el que suscitó
el Instituto de Bellas Artes, cuando lanzó la convocatoria para
a participar en la llamada Exposición Solar, parte importante de la
oferta cultural y artística que acompañaría a las Olimpiadas de 1968.
Como podía esperarse, los requisitos de la convocatoria y el carácter
oficialista del evento fueron duramente criticados por los artistas.
En lugar de colaborar en proyectos culturales del viejo régimen, los
artistas de las nuevas generaciones propusieron la organización del
Salón Independiente, un espacio cuyos aspectos artísticos y administrativos
quedarían en manos de los propios artistas, fomentando así
una absoluta libertad de técnicas y modos de expresión.

García, Pilar

Pilar García estudió la licenciatura en historia del arte y la maestría
estudios de arte en la Universidad Iberoamericana. Forma parte del
comité de selección de obra de la Secretaría de Hacienda y Crédito
Público. Directora de Curare, Espacio Crítico para las Artes. Se especializa
en el trabajo de archivo del arte mexicano de los años sesenta
y setenta, arte contemporáneo, así como, la primera mitad del siglo XX.
Junto con Olivier Debroise, Cuauhtémoc Medina y Álvaro Vázquez fue
curadora en la exposición La era de la discrepancia. Arte y Cultura visual
en México 1968-1997, así como de las exposiciones Miradas al 68,
Elizabeth Catlett y cocuradora de Gritos desde el archivo: grabado
político en el Taller de Gráca Popular y Espectografías: memoria e historia.

Medina, Cuauhtémoc (editores)

Cuauhtémoc Medina es doctor en historia y teoría de arte por la
Universidad de Essex en la Gran Bretaña y licenciado en historia por
la Universidad Autónoma de México. Es investigador del Instituto
de Investigaciones Estéticas de la UNAM. Fue curador asociado de
arte latinoamericano en las colecciones de la Galería Tate, en Reino
Unido. También es miembro de Teratoma A. C., un grupo independiente
de críticos, curadores y antropólogos. Actualmente es curador
en jefe del Museo Universitario Arte Contemporáneo.

El Salón Independiente: un nuevo pacto entre instituciones y artistas Enrique Graue Wiechers RECTOR UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO El movimiento estudiantil de 1968, con su terrible desenlace, dio paso al surgimiento de una nueva conciencia social en México. Los jóvenes exigieron el respeto a los derechos fundamentales de la sociedad civil y se opusieron a los dogmas autoritarios y el control gubernamental. Además, se hizo un llamado a resolver las carencias existentes en materia de derechos civiles, democracia, libertad de expresión y ejercicio pleno de la ciudadanía. Este descontento se sumó a un movimiento global en el que estudiantes de otras latitudes se expresaban por medio de la protesta, la crítica, el análisis y la propuesta de nuevos paradigmas de organización de la sociedad. Quizá uno de los actos más subversivos y de mayor impacto se dio cuando el Instituto Nacional de Bellas Artes lanzó la convocatoria para participar en la llamada Exposición Solar, parte importante de la oferta cultural y artística que acompañaría las Olimpiadas de 1968. Como podía esperarse, los requisitos de la convocatoria y el carácter oficialista del evento fueron duramente criticados por los artistas de las nuevas generaciones. Incluso, cuando el INBA reformuló la convocatoria, los artistas se negaron a colaborar con los proyectos culturales del viejo régimen. En su lugar, las nuevas generaciones propusieron la organización del Salón Independiente, un espacio cuyos aspectos artísticos y administrativos quedarían en manos de los propios artistas, fomentando así una absoluta libertad de técnicas y modos de expresión. Con estas acciones, los “conspiradores” contribuyeron a una política de libertad esencial para la vida democrática del arte. Este “acto subversivo”, como recordarían después algunos de sus protagonistas, tiene que ver con la clara conciencia de que la UNAM estaba siendo agredida por el poder gubernamental, pues los artistas sentían solidaridad con esta casa de estudios y una sintonía intelectual con sus programas culturales. De hecho, fue Gastón García Cantú, coordinador de Difusión Cultural en aquella época, quien dio inicio a la gestión de Salón Independiente. Es decir, el proyecto nació con innegable espíritu universitario. Para 1969, el Salón Independiente tendría como sede el Museo Universitario de Ciencias y Arte, y su inauguración sería presidida por el rector Javier Barros Sierra, junto con Gastón García Cantú y Helen Escobedo, directora de Artes Plásticas. A pesar de que el Salón se disolvió definitivamente en 1971, su breve vida alberga las semillas de prácticas indispensables para el arte contemporáneo, entre las que destaca el respeto a la libertad de expresión por parte de las instituciones públicas, sobre todo cuando éstas convocan a los artistas a trabajar y exponer en sus instalaciones. A 50 años del Salón Independiente podemos afirmar que la UNAM procura cumplir rigurosamente con ese pacto generado con la comunidad artística y aspira siempre a darle continuidad.

Un arte sin tutela: Salón independiente en México, 1968-1971

MXN

MXN$895

0