No tiene artículos en su carrito de compras.

Total: MXN$0
Libros UNAM

Reflexiones sobre El reportaje: una actualización del saber del género mayor del periodismo

Reflexiones sobre El reportaje: una actualización del saber del género mayor del periodismo

 

ISBN: 9786070269868

Autor(es): Pacheco Gutiérrez, María Guadalupe

Editor/Coeditor/Dependencia Participante: Facultad de Estudios Superiores Aragón

Formato: Libro Impreso

Disponibilidad: En existencias

Special Price MXN$44

Precio Habitual: MXN$63

ISBN/ISSN 9786070269868
Entidad Académica Facultad de Estudios Superiores Aragón
Edición o Número de Reimpresión 1a reimpresión de la 1a edición, año de reimpresión -2017-
Tema Comunicación y periodismo
Número de páginas 108
Tamaño 23.2 x 16.5 x .7
Terminado o acabado rústico

Detalles

Reflexiones sobre el Reportaje, es un estudio de los cambios en los atributos y modos de realización del género de géneros. Hacer comprender una historia al lector es una de las razones para que existan géneros como éste. De ahí la importancia de estudiarlo en un momento en que la cultura periodística se está reconfigurando: ha diversificado sus funciones con la aparición de los medíos audiovisuales y refinado sus técnicas con la llegada de la Internet. Desde una perspectiva tradicional el principal apoyo del buen periodismo está en la investigación yen la calidad de la prosa. No obstante la vigencia de este postulado, en la actualidad el empleo de las TIC en el proceso creativo y de producción del reportaje nos ha llevado -en el ámbito académico- a considerar sus novedades en la formación profesional del periodista; pues la complejidad del escenario de la globalización también ha creado otras necesidades en el lector contemporáneo.

Pacheco Gutiérrez, María Guadalupe

Es maestra en Letras Latinoamericanas por la UNAM. Se desempeña como profesora de carrera adscrita a la Licenciatura en Comunicación y Periodismo. Su línea de investigación es Teoría y práctica de los géneros periodísticos escritos. Ha participado en diversos trabajos académicos, de los cuales destacan: La Hiperviolencia o el Otro como estorbo, Los demonios andan sueltos… El fenómeno de la violencia y sus disfraces, Prospectiva de la Carrera de Comunicación y Periodismo y La frontera entre periodismo y literatura en Crónica de una muerte anunciada.

Hacer comprender una historia al lector es una de las razones para que existan géneros como el reportaje. De ahí la importancia de estudiarlo en un momento en que la cultura periodística se está reconfigurando: ha diversificado sus funciones con la aparición de los medios audiovisuales y refinado sus técnica: con la llegada de la Internet. Desde una perspectiva tradicional el principal apoyo del buen periodismo este' en la investigación y en la calidad de la prosa. No obstante la vigencia de este postulado, en la actualidad el empleo de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en el proceso creativo y de producción del reportaje nos ha llevado -en el ámbito académico- a considerar sus novedades en la formación profesional del periodista; pues la complejidad del escenario de la globalización que nos rodea también ha creado otras necesidades en el lector contemporáneo, no sólo de estar informado de lo que ocurre sino por qué, para qué y cómo suceden los hechos. En consecuencia, es obligado concebir diferentes métodos y técnicas a la hora de elaborar un reportaje. A partir de esta orientación teórico-práctica, Reflexiones sobre El Reportaje. Una actualización del saber del género mayor del periodismo, ofrece, en los ocho apartados que lo integran, un estudio de los cambios en sus atributos y modos de realización: Entre los géneros periodísticos, el reportaje de investigación es el que cumple, de manera cabal con la misión de enseñar al público lector a discernir sobre el acontecer cotidiano; y, a través del trabajo de investigación, que pretende saberlo todo sobre todo, la prensa escrita asume el compromiso social de ayudarnos a saber cómo nos paramos frente al mundo. De esto da cuenta el Capítulo 1: El reportaje de investigación. En el Capítulo 2: El reportaje y la realidad construida, el lector descubrirá que el relato forma parte de la condición humana y éste es, de hecho, el instrumento con el que se despliega la narrativa periodística. Ésta permite aproximarnos a la realidad: dar nombre a lo que se observa y transcribir lo que se escucha con precisión: precisión en la información para evitar manipulaciones y ambigüedades; precisión en el lenguaje porque la aproximación a la realidad es ante todo lingüística. Convertir una historia en relato es seleccionar, es intervenir, es decidir lo que se incluye, lo que se excluye, y el orden de lo relatado. De ahí que el reportaje sea sólo una aproximación a la realidad, y, por tanto, una realidad construida. En el Capítulo 3: El reportaje literario o de creación, se expone la importancia del periodismo literario como estrategia de sobrevivencia de los medios de comunicación escritos frente a la acometida de los medios electrónicos. La prensa escrita no tiene otra alternativa que encontrar mecanismos eficaces para cautivar a sus lectores. Y no es propiamente la instantaneidad informativa la que podría lograrlo, sino el buen uso del lenguaje, a través de historias reales bien contadas. El periodismo literario viene a ser un género independiente. Su especificidad, en cuanto al nombre, está determinado por los elementos que aparecen incorporados en el reportaje de creación, el cual requiere, antes que nada, de la pasión del periodista, de su capacidad para investigar y narrar. El libro-reportaje: periodismo de investigación y denuncia, conforma el 4 Capítulo. En los últimos años el libro-reportaje se ha convertido en uno de los medios más eficaces para la publicación de importantes investigaciones como la industria del secuestro, el narcotráfico, la pederastia, el abuso de poder, la corrupción y la impunidad, entre otros. En el libro-reportaje se detallan y explican asuntos escabrosos, la mayoría de las veces relacionados con el escándalo social. Estos temas han sido abordados por comprometidos reporteros-investigadores, quienes ofrecen otra perspectiva de los hechos que se suponen conocidos. Ellos no han realizado más que periodismo de investigación: denunciar la cruda realidad del país, para mostrar prácticas fuera de la ley. El periodismo de denuncia sólo tiene sentido si se refiere a la vida pública: todo lo público ha de tratarse públicamente, por lo que requiere de quienes lo practican una especialización profesional y constante dedicación. El libro-reportaje es como la caja de Pandora: de una manera sistematizada, condensada y documentada, sus páginas exhiben las monstruosidades que aquejan a la sociedad. Sólo, a través de libro-reportajes como los aquí expuestos podemos acercarnos a esa verdad recóndita que amenaza a la sociedad. Uno de los vicios que domina en el actual periodismo mexicano es la tediosa reproducción de las declaraciones. Por ello, en el Capítulo 5: El síndrome de la declaracionitis aguda en el reportaje, se percibirá lo común que resulta tropezarnos a lo largo de los párrafos de un reportaje con el dijo, agregó, precisó, señaló, asintió, concretó, puntualizó, concluyó, entre otros verbos. Por tanto es impostergable reconocer en el síndrome de la declaracionítis la ausencia de un trabajo de calidad que exhibe pobreza de vocabulario y pereza mental. De tal suerte que los "dijónimos" generan en el lector la percepción de que los acontecimientos no son lo novedoso, sino lo que haya dicho alguien importante al respecto -aunque cualquier otro ya lo hubiera señalado con anterioridad-, sin importar si lo declarado es verdad o no. Éste es uno de los distintivos del reportaje light. Nadie dice que no se registren, pero las declaraciones basura demandan una depuración hecha con mesura e inteligencia. El reportero tiene el mismo reto de siempre: informar y hacer que el lector comprenda el mundo que lo rodea. En el Capítulo 6: La infografía, una forma de visualizar la información en el reportaje, advertimos que la información visual cobra cada vez más importancia en una sociedad en la que la imagen ha ido ganándole terreno al texto en distintos ámbitos. Las nuevas generaciones recurren cada vez más a la obtención de información a través de la pantalla de cualquier dispositivo que de una publicación impresa. Por ello, en la actualidad se le apuesta a la combinación de texto, gráficos e imagen para explicar un hecho periodístico; de ahí la importancia de la infografía como una forma de visualizar la información en el reportaje. Es fundamental que los profesionales del periodismo se esfuercen por pensar de una manera más visual y dejen de ver como simples elementos decorativos a la infografía, sino como herramientas para profundizar en sus textos y mejorar la comunicación con sus lectores. Narrar con imágenes/E1 foto-reportaje es el objeto de estudio del Capítulo 7. En plena época multimedia, es inconcebible un periódico o revista sin fotografías. Dudar de la importancia que tiene la fotografía para el periodismo moderno es un despropósito, principalmente en un contexto en el que lo visual se ha convertido en lo creíble. De ahí que el reportaje fotográfico se haya transformado en un género imprescindible, pues mediante una serie de fotografías que desarrollan un tema, el reportero ofrece al lector varias aristas de una problemática social. El reportaje fotográfico adquiere un carácter narrativo al contar el hecho en acciones sucesivas. La característica clave del reportaje fotográfico es la secuencialidad. No se trata de una simple colocación de una fotografía detrás de otra, sino de establecer una relación entre ellas para que adquieran una significación que sea la que dé el valor definitivo al género. La narración fotográfica tiene como función: denunciar algún delito, actualizar un hecho del pasado, resaltar alguna contingencia, recrear tradiciones o afrontar sucesos de interés científico, entre otras finalidades. El fotoperiodismo cumple así con los requerimientos histórico-culturales del ser humano por aprehender y representar al mundo "real" a través de imágenes, lo que hoy le permite a la prensa escrita competir con los medios audiovisuales. En particular el reportaje ofrece enormes posibilidades para su desarrollo en el ciberperiodismo. De esto se encarga el Capítulo 8: El reportaje online. Se trata de un género que permite aprovechar contenidos multimedia de todo tipo. Cuando se publica en un medio impreso, el texto del reportaje se beneficia de las fotografías e infografías que lo respaldan; a causa de su extensión, sin esos apoyos sería un texto poco atractivo para el lector. En su salto a Internet, el reportaje puede ir más allá y aprovechar toda la gama de contenidos multimedia: desde las galerías fotográficas hasta vídeos, pasando por gráficos interactivos, grabaciones sonoras y sistema de posicionamiento global. Un reportaje cuya hechura está a la orden del día y con un futuro imprescindible e impredecible para el periodismo en la red. En la estructura de Reflexiones sobre El Reportaje. Una actualización del saber del género mayor del periodismo, aunque cada capítulo es independiente es parte de un todo. De esta manera el lector no debe sujetarse a seguir una secuencia, puede iniciar la lectura de acuerdo con sus intereses particulares. Este trabajo lo he concebido, en particular, para estudiantes y profesionales del periodismo. Aquí han sido identificados, descritos y definidos los modos actuales de elaborar reportajes con el propósito de ampliar su formación académica y enriquecer su tarea periodística.

Reflexiones sobre El reportaje: una actualización del saber del género mayor del periodismo

MXN

MXN$63

0