No tiene artículos en su carrito de compras.

Total: MXN$0
Libros UNAM

Preservación de documentos sonoros y audiovisuales de origen digital

Preservación de documentos sonoros y audiovisuales de origen digital

 

ISBN: 9786073004695

Autor(es): Rodríguez Reséndiz, Perla Olivia (coordinadora)

Editor/Coeditor/Dependencia Participante: Instituto de Investigaciones Bibliotecológicas y de la Información

Formato: Libro Impreso

Disponibilidad: En existencias

Special Price MXN$175

Precio Habitual: MXN$250

ISBN/ISSN 9786073004695
Entidad Académica Instituto de Investigaciones Bibliotecológicas y de la Información
Edición o Número de Reimpresión 1a edición, año de edición -2018-
Tema Bibliotecología y cultura del libro
Número de páginas 117
Tamaño 21 x 16 x 1
Terminado o acabado rústico
Idioma Español
Contenido Escuchar a los rarámuris hoy. Oralidad y narrativas espaciales (Ecouter-Voir les Rarámuris).
Marchand, Sylvie
Panorama de la preservación de colecciones sonoras y audiovisuales de origen digital.
Rodríguez Reséndiz, Perla Olivia
Cantos rituales coras. Materiales históricos de Konrad Theodor Preuss.
Valdovinos Alba, Margarita
Mito y grabación sonora: dos concepciones del tiempo, el espacio y la sustancia como memoria.
Muratalla, Benjamín
Conserver et valoriser le patrimoine sonore enregistré l’expérience de la phonothèque de la Maison Méditerranéenne des Sciences de L’Homme (MMSH) à Aix-en-provence, France.
Ginouvès, Véronique
Investigar en la era digital con archivos analógicos.
Brausin Pulido, Dora Alicia
Experiencias de preservación del patrimonio sonoro purépecha XEPUR, Red de Radios Indígenas y Universidad Intercultural Indígena de Michoacán.
Laura Leticia Cervantes Naranjo
Posibles montajes interpretativos de la documentación en campo. el quehacer del laboratorio nacional de materiales orales.
Granados Vázquez, Berenice Araceli
Preservación digital. El caso del portal de datos abiertos UNAM, colecciones universitarias.
Uriarte Santillán, Edurne

Detalles

La preservación digital de materiales sonoros y audiovisuales es uno de los ámbitos más complejos y desafiantes que tienen ante sí los museos, las galerías, las bibliotecas y los archivos que los resguardan. Implica diversos enfoques como reconocer que el documento es un objeto digital cuya naturaleza es diferente a la de los materiales analógicos; el diseño y la puesta en marcha de planes y políticas de largo plazo; la perspectiva sustentable en las tareas de preservación; la aparición de nuevos procesos y roles profesionales; el uso de técnicas y tecnologías en el ciclo de vida digital; el reconocimiento de los derechos de autor, entre otros. Es desafiante porque la preservación digital es, hasta ahora, la única forma de conservar los documentos para el futuro; no existe una tecnología única y debe ser una tarea permanente. Esta condición contribuye a que el riesgo de pérdida de los contenidos sea alto. El lector interesado en el resguardo en este tipo de materiales, encontrará distintas perspectivas de autores nacionales e internacionales.

Rodríguez Reséndiz, Perla Olivia (coordinadora)

Es licenciada en ciencias de la comunicación y maestra en ciencia política por la UNAM; doctora en ciencias de la documentación por la Universidad Complutense de Madrid. Pertenece al Sistema Nacional de Investigadores. Tiene 18 años de experiencia docente en la UNAM. Ha impartido conferencias, cursos y talleres a nivel nacional e internacional, fue directora de Promoción y Formación del Sonido de la Fonoteca Nacional. Ha diseñado y producido series radiofónicas, televisivas y multimedia con fines educativos y culturales. Coordinó el Seminario Internacional de Archivos Sonoros y Audiovisuales. Es autora de los libros El archivo sonoro. Fundamentos para la creación de una Fonoteca Nacional y Preservación digital sustentable de archivos sonoros.

Panorama de la preservación de colecciones sonoras y audiovisuales de origen digital Perla Olivia Rodríguez Reséndiz -Universidad Nacional Autónoma de México ANTECEDENTES La preservación digital de materiales sonoros y audiovisuales es uno de los ámbitos más complejos y desafiantes que tienen ante sí los museos, las galerías, las bibliotecas y los archivos que resguardan este tipo de colecciones. La preservación es compleja porque implica diversos enfoques como reconocer que el documento es un objeto digital cuya naturaleza es diferente a la de los materiales analógicos; el diseño y la puesta en marcha de planes y políticas de largo plazo; la perspectiva sustentable en las tareas de preservación; la aparición de nuevos procesos y roles profesionales; el uso de técnicas y tecnologías en el ciclo de vida digital; el reconocimiento de los derechos de autor y la propiedad intelectual, entre otros. Es desafiante porque la preservación digital es, hasta ahora, la única forma de conservar los documentos para el futuro; no existe una tecnología única y debe ser una tarea permanente. Esta condición contribuye a que el riesgo de pérdida de los contenidos sea alto. Las grabaciones sonoras y audiovisuales producidas por la radio y la televisión, los centros de investigación, las productoras privadas, las instituciones públicas y los creadores independientes son fuentes de información, medios de adquisición de conocimiento, vehículos de educación y bienes culturales. Estos documentos dan cuenta del pensamiento y la creación social. La situación de los archivos sonoros y audiovisuales comenzó a formar parte de la discusión pública en los años ochenta del siglo pasado. Se reconoció que forman parte de la herencia documental de la humanidad y que, por lo tanto, su conservación y preservación son tareas de alta prioridad (unesco 1980). A finales del siglo xx, se emprendieron los primeros proyectos de digitalización. La transferencia de contenidos grabados en soportes analógicos a plataformas digitales fue el motivo en el ámbito de los archivos sonoros y audiovisuales. Los primeros años del siglo xxi se caracterizaron por la digitalización como principio de conservación. Todos los documentos grabados en soportes analógicos debían ser transferidos en el menor tiempo posible a soportes digitales para garantizar su conservación. Gracias a este ímpetu, una parte de la herencia sonora y audiovisual fue digitalizada. Se emprendieron magnos proyectos de digitalización en Estados Unidos, Canadá, Europa, Japón, entre otros. México, Brasil y Colombia son algunas de las naciones de América Latina que iniciaron la digitalización de sus colecciones. En contraste, en muchos países de América Latina actualmente la digitalización ni siquiera ha empezado. De acuerdo con el Archivo Nacional de Imagen y Sonido de Australia, hasta el año 2025 se podrán transferir a plataformas digitales soportes sonoros y audiovisuales grabados en cintas magnéticas. Debido a la obsolescencia de los equipos y al grave deterioro de los soportes, no será posible digitalizar los soportes electromagnéticos después de esa fecha (National Film and Sound Archive 2016). Por lo tanto, se dejará de digitalizar en menos de una década. La digitalización será una tarea que habrá quedado en el pasado. Para los Archivos que emprendieron las tareas de digitalización, la acumulación de contenidos digitalizados comenzó a ser motivo de preocupación hace algunos años debido a que la mayoría de los materiales carecían de los datos mínimos de identificación y los que estaban catalogados, en muchas ocasiones, tenían errores. Por lo tanto, aun cuando los materiales habían sido digitalizados, la recuperación fue compleja y en ocasiones imposible. En algunos casos, fue necesario volver a catalogar las colecciones. A esta situación, se le añadió la falta de claridad en torno a los derechos de autor. Se evidenció que una gran cantidad de materiales digitalizados carecía de la autorización de los creadores para ser publicados en línea. Por lo tanto, el acceso a las colecciones digitales se circunscribió a la consulta in situ o a través de una red de instituciones. Por otra parte, la carencia de continuidad presupuestal puso en riesgo las colecciones digitalizadas. De forma errónea, se piensa que una vez digitalizadas las colecciones no necesitan más recursos económicos. De manera contraria a esta afirmación, las colecciones digitalizadas requieren del suministro periódico de recursos económicos. La preservación no es una tarea que se concluye, es una tarea constante. Nunca se puede decir que algo haya sido preservado (Edmonson 2016).

Preservación de documentos sonoros y audiovisuales de origen digital

MXN

MXN$250

0