No tiene artículos en su carrito de compras.

Total: MXN$0
Libros UNAM

Paradoja de la vivienda en arriendo: arraigo y vulnerabilidad residencial en el barrio de Puerto

Paradoja de la vivienda en arriendo: arraigo y vulnerabilidad residencial en el barrio de Puerto Valparaíso, Chile

 

ISBN: 9786070290848

Autor(es): Marín Toro, Adriana

Editor/Coeditor/Dependencia Participante: Programa Universitario de Estudios Sobre la Ciudad / Coordinación de Humanidades / Facultad de Arquitectura

Formato: Libro Impreso

Disponibilidad: En existencias

Special Price MXN$140

Precio Habitual: MXN$200

ISBN/ISSN 9786070290848
Entidad Académica Programa Universitario de Estudios Sobre la Ciudad
Edición o Número de Reimpresión 1a edición, año de edición -2017-
Tema Arquitectura y urbanismo
Colaborador Coordinación de Humanidades, Facultad de Arquitectura
Número de páginas 124
Tamaño 23 x 17 x .8
Terminado o acabado rústico
Idioma español

Detalles

Vivienda bien localizada para sectores de bajos ingresos en Chile es cada vez más difícil con la actual política habitacional del país y el encarecimiento del valor del suelo. Por otro lado, existen recomendaciones internacionales sobre al arriendo como solución a los patrones de segregación espacial que la política de vivienda ha promovido y por los cambios sociodemográficos que actualmente presenta América Latina. Sin embargo, análisis sobre el arriendo y los arrendatarios han sido escasos en Chile y en la región latinoamericana, como también las políticas públicas vinculadas a este sector.
A través de una lectura de un caso particular, el Barrio Puerto de Valparaíso que presenta más de un noventa por ciento de arrendatarios y una tradición en este tipo de tenencia de la vivienda, se exploran y describen a escala de barrio por medio de una estrategia cualitativa, las dimensiones del arriendo vinculadas al arraigo, los sentimientos de pertenencia al hogar y el barrio, más allá de la condición de propiedad con el suelo. Además, se dan a conocer sus características, los factores y actores externos que intervienen para su persistencia y discontinuidad.
El Barrio Puerto presenta actualmente un contexto que pone en tensión la permanencia de los arrendatarios característicos del sector debido a procesos de renovación urbana, sumado a un escaso reconocimiento social, cultural y legal, elementos que facilitan el desplazamiento de este grupo frente a procesos de transformación de las áreas residenciales de la ciudad. Desde una perspectiva socioespacial se propone el concepto vulnerabilidad residencial para comprender las dimensiones que generan desprotección e inseguridad propias del arrendamiento.

Marín Toro, Adriana

(Punta Arenas, Chile, 1987), es Socióloga de la Universidad de Valparaíso y Magíster en Desarrollo Urbano de la Pontificia Universidad Católica de Chile. Sus intereses académicos se han vinculado a la sociología económica y hoy ha desarrollado investigaciones en el ámbito urbano, particularmente sobre la vivienda.
Actualmente se desempeña como Coordinadora de Investigación y Estudios Avanzados de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso, apoyando el ámbito de la generación de conocimiento en las disciplinas de la arquitectura, diseño y artes.
Esta tesis de magíster contó con el apoyo del Programa Capital Humano Avanzado de CONICYT, el proyecto FONDECYT "Consolidación de barrios vulnerables desde una perspectiva socioespacial" y del Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social (COES) proyecto FONDAP de CONICYT.

Valparaíso, ciudad cuestionada: presentación del tema de investigación Ciudades decaídas y procesos de renovación urbana Valparaíso es una ciudad que constantemente brinda elementos para la discusión sobre el ámbito urbano: su auge o su decaimiento económico, incendios, la declaratoria patrimonial, habitar en los cerros, quebradas o en el plan; cada uno de estos elementos ha sido útil para la reflexión y atraer el interés de la prensa, planificadores, autoridades de gobierno y la academia. En términos concretos esta ciudad sostuvo por años una disminución de su población, con altas tasas de desempleo complementadas con un predominante "declive subjetivo" (Rousseau, 2009), vinculado a la estigmatización de una imagen de ciudad que prevalece en círculos de poder, que cuestionan el desgastado ambiente material y la persistencia geográfica de la pobreza. Se trata de una ciudad postindustrial (Bell, 1976), de economía decaída, es decir, que ha quedado atrás luego de la complejización de operaciones y procesos de innovación especializados. Valparaíso es un caso más entre tantos otros tipos de ciudades concentradas en un solo cluster productivo que, luego de un rápido crecimiento, han tendido a la disminución constante de su economía, población y posicionamiento nacional e internacional; casos reconocidos son precisamente las ciudades portuarias, de industrias manufactureras e industriales en general (Bontje, 2004). En este contexto, la renovación urbana aparece como la herramienta para revertir tales procesos y dar paso a lugares de consumo y creatividad clave para crear ambientes seguros que, a su vez, generen una serie de consecuencias para quienes habitan las áreas renovadas (Zukin, 2010). El suelo se revaloriza a través de inversiones o cambios de uso, promoviendo la llegada de nuevos vecinos: residentes y habitantes. En barrios tradicionalmente populares la llegada de hogares con mayores ingresos se conoce con el concepto de gentrificación (Glass, 1964). Originalmente este término remite a procesos de "invasión" de clases acomodadas, particularmente la elite, la "sucesión" o sustitución de personas y, finalmente, la "expulsión" de los anteriores residentes. La salida de este último grupo dependerá de la condición de propiedad con el suelo. En este sentido, la vivienda, los tipos de tenencia y los derechos derivados de ella son fundamentales en el momento de concretar una expulsión residencial. Si bien la renovación urbana no es igual a la gentrificación, sí existe una transformación del espacio residencial y esto es lo que se analiza con detenimiento, particularmente cuando detrás de los cambios hay un desplazamiento de clase (López, 2013). La política de vivienda: ethos de la propiedad privada En Chile y en América Latina en general, la política de vivienda ha apoyado los ideales vinculados a la promoción de la propiedad privada como solución habitacional, ha fomentado en los grupos de bajos ingresos la obtención de una vivienda por medio del ahorro, subvenciones y créditos a través de la banca privada, lo que en primera instancia se podría señalar como un mecanismo que impediría la posible expulsión de estos grupos con base en procesos de gentrificación (Sabatini, Vásquez, Robles y Rasse, 2008). Por su parte, ser dueño de una propiedad encarna los ideales de la movilidad social ascendente y la propiedad de la vivienda es una práctica donde la posesión representa complejas jerarquías de poder y significado (Wiese, 2004), distinta al arriendo que simboliza una opción socialmente desvalorizada (Reid, 2013). Para Davis (2007), los arrendatarios han pasado desapercibidos en el contexto urbano, especialmente los de bajos ingresos y en la informalidad, invisibles tanto en la literatura popular como en la académica: Los arrendatarios representan el sector más invisible y falto de poder de los habitantes de las áreas urbanas hiperdegradadas. Se trata de una población que vive bajo la amenaza de la reurbanización o del desahucio, normalmente sin derechos reconocidos sobre indemnizaciones o realojamientos. Los inquilinos están dispersos por los asentamientos, con una amplia variedad de contratos informales y con frecuencia ni pueden organizarse como un grupo de presión para protegerse a sí mismos (Davis, 2007: 65). Los arrendatarios no han sido asimilados por las políticas de gobierno a través de sus programas de vivienda (Coulomb, 1991), y las demandas de este grupo por la mejora de la calidad de sus hogares, generalmente, no son consideradas por las autoridades (Gilbert, 1993). Si se suma un bajo ingreso, la vulnerabilidad es evidente, debido a su poca importancia cultural, social y la débil protección legal; se trata de un grupo fácil de mover y de desplazar de ciertos sectores de la ciudad, especialmente de aquellos más atractivos. Teniendo en consideración, además, que el submercado de arriendo económico es altamente sensible a los cambios del contexto urbano (Coulomb, 1991).

Paradoja de la vivienda en arriendo: arraigo y vulnerabilidad residencial en el barrio de Puerto Valparaíso, Chile

MXN

MXN$200

0