No tiene artículos en su carrito de compras.

Total: MXN$0
Libros UNAM

México: las finanzas públicas en los años neoliberales

México: las finanzas públicas en los años neoliberales

 

ISBN: 9786074627435

Autor(es): Tello Macías, Carlos

Editor/Coeditor/Dependencia Participante: Secretaría General de la UNAM / El Colegio De Mexico / Ac

Formato: Libro Impreso

Disponibilidad: En existencias

Special Price MXN$105

Precio Habitual: MXN$150

ISBN/ISSN 9786074627435
Entidad Académica Secretaría General de la UNAM
Edición o Número de Reimpresión 1a edición, año de edición -2015-
Tema Economía
Coedición El Colegio De Mexico, Ac
Número de páginas 171
Tamaño 21 x 14 x 1
Terminado o acabado rústico

Detalles

Esta entrega de la colección "Grandes problemas", coeditada por la Universidad Nacional Autónoma de México y El Colegio de México, publica una investigación de Carlos Tello Macías que se nutre del trabajo acumulado, a lo largo de muchas décadas, por especialistas en el tema de las finanzas públicas mexicanas -entre ellos, académicos, analistas financieros e inclusive funcionarios públicos-, y analiza, entre otras muchas cosas, desde el presente y con una mirada hacia la historia, la manera en que éstas determinan el estado de bienestar social (o la inexistencia de éste) del país.
A decir del autor "México: las finanzas públicas en los años neoliberales busca ordenar la información que existe para ayudar a entender mejor por qué se gasta en lo que se gasta, el ritmo conforme al cual se gasta y las características del financiamiento de ese gasto público, y así comprender mejor por qué se financia el gasto de la forma en que se ha hecho durante los últimos años. Con ello, se pueden entender mejor las características de la sociedad mexicana y plantear las condiciones (económicas y sociales) probables de su futuro desenvolvimiento".

Tello Macías, Carlos

Cuenta con estudios de doctorado en Cambridge University, Inglaterra, maestría en Columbia University, Nueva York y licenciatura en Georgetown University, Washington D.C. Es Profesor Emérito en la UNAM, Facultad de Economía, y profesor-investigador titular "C", de tiempo completo y tutor de maestría y doctorado del Posgrado en Economía de la UNAM. Con más de 40 años de docencia en la UNAM, 20 de ellos como titular "C" de tiempo completo.

Las relaciones sociales y las condiciones en las cuales se producen y se intercambian bienes y servicios en la economía, que varían a lo largo de los años y de un país a otro, determinan, en importante medida, el comportamiento de las finanzas públicas: lo que el Estado hace y la forma como se allega los recursos para financiarlo; ello, a su vez, afecta el proceso de producción e intercambio. El mercado, simplemente dejado a su libre juego, no puede (nunca ha podido) ordenar de manera adecuada esas relaciones y esas condiciones, para lograr el máximo desarrollo económico y social posible en el corto, mediano y largo plazos. Por ello el Estado, incluso desde antes de la Revolución industrial que se inicia en el siglo XVIII, ha procurado normar y orientar, en menor o mayor medida -pero siempre a lo largo de los años de manera creciente-, las condiciones en las que se lleva a cabo la producción y el intercambio de bienes y de servicios -en las naciones y entre las naciones-, la generación de la riqueza y el excedente que de ello resulta, y la distribución del ingreso en sus tres dimensiones: personal, espacial y entre las clases sociales que contribuyen a generarlo, para así buscar mayor progreso. Yen todo esto, las finanzas públicas y las personas que las conducen desempeñan un muy importante papel. Las finanzas públicas son la arena central y natural donde una sociedad determinada -sobre todo sus clases y grupos mejor organizados- define sus objetivos y establece sus prioridades. En esa medida, también son reflejo de un importante y básico acuerdo entre la población y el Estado. Los ciudadanos están dispuestos a sacrificar soberanía a favor del interés colectivo y el Estado, a su vez, establece contribuciones para financiar tareas que benefician al conjunto de la sociedad. En la definición, composición, estructura, características y evolución del gasto público y también el de su financiamiento, se va precisando en el tiempo el contenido -que va cambiando- de ese importante y básico acuerdo social. En la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos se precisan las tareas y las responsabilidades que le corresponde atender al Estado y se establece, en su artículo 31°, la obligación de los mexicanos de "contribuir para los gastos públicos, así de la Federación, como del Distrito Federal o del Estado y Municipio en que residan, de la manera proporcional y equitativa que dispongan las leyes". En los últimos cien años, a partir de la promulgación de la Constitución, el Estado en México (como en muchos otros estados nacionales) ha venido asumiendo diversas y muy distintas responsabilidades y tareas (algunas de ellas incorporadas a la Constitución y otras a leyes reglamentarias de los artículos constitucionales) para orientar, dirigir, promover y estimular el desarrollo nacional. También, a lo largo de los arios se fueron definiendo, precisando y enriqueciendo la forma en que el Estado las atendería, así como la manera de obtener recursos para hacerlo adecuadamente. En su artículo 25 la Constitución establece: Corresponde al Estado la rectoría del desarrollo nacional para garantizar que éste sea integral y sustentable, que fortalezca la Soberanía de la Nación y su régimen democrático y que, mediante la competitividad, el fomento del crecimiento económico y el empleo y una más justa distribución del ingreso y la riqueza, permita el pleno ejercicio de la libertad y la dignidad de los individuos, grupos y clases sociales, cuya seguridad protege esta Constitución. La competitividad se entenderá como el conjunto de condiciones necesarias para generar un mayor crecimiento económico, promoviendo la inversión y la generación de empleo. El Estado planeará, conducirá, coordinará y orientará la actividad económica nacional, y llevará al cabo la regulación y fomento de las actividades que demande el interés general en el marco de libertades que otorga esta Constitución. Y en su artículo 26 dice: "El Estado organizará un sistema de planeación democrática del desarrollo nacional que imprima solidez, dinamismo, competitividad, permanencia y equidad al crecimiento de la economía para la independencia y la democratización política, social y cultural de la nación". Muchas de esas responsabilidades y tareas (en particular, las de carácter social como los servicios educativos, de atención a la salud y la seguridad social) desde el principio se asumieron como programáticas (Le., no exigibles). Es decir, el Estado haría lo que estaba de su parte para alcanzar, en el menor tiempo posible, su plena vigencia. Ello por medio de la política de finanzas públicas, que en buena medida estuvo guiada y organizada por el principio de que el Estado sólo "dispone de recursos escasos que pueden ser utilizados para satisfacer usos alternativos" procurando mantener "finanzas públicas sanas", estrechamente definidas como mínimo o cero déficit público. De esta manera, los gobiernos de México, desde el principio y a lo largo de los años, pusieron en marcha diferentes programas y actividades para promover el desarrollo nacional. Muchos de ellos están aún vigentes y en pleno desenvolvimiento. Otros no. En todo caso, mucho de lo propuesto en materia económica y social en la Constitución aún no se ha cumplido plenamente. En algunos casos, después de casi cien años, se está muy lejos de lograrlo. Las razones que los diferentes gobiernos en su momento esgrimieron para justificar su limitada acción fue (y sigue siendo) la falta de recursos. Los propósitos conforme a los cuales se atienden las responsabilidades y las tareas han permanecido vigentes. Lo que cambia en el tiempo es el ritmo conforme al cual se atienden y las diferentes prioridades de los gobiernos. México: las finanzas públicas en los años neoliberales busca ordenar la información que existe para ayudar a entender mejor por qué se gasta en lo que se gasta, el ritmo conforme al cual se gasta y las características del financiamiento de ese gasto público, y, así, comprender mejor por qué se financia el gasto en la forma en que se ha hecho durante los últimos años. Con ello, se pueden entender mejor las características de la sociedad mexicana y plantear las condiciones (económicas y sociales) probables de su futuro desenvolvimiento.

México: las finanzas públicas en los años neoliberales

MXN

MXN$150

0