No tiene artículos en su carrito de compras.

Total: MXN$0
Libros UNAM

Marquesa de las Amarillas: diario de viaje de Cádiz a México

Marquesa de las Amarillas: diario de viaje de Cádiz a México

 

ISBN: 9786070286100

Autor(es): Llanos, Claudia (Selección, edición e introducción)

Editor/Coeditor/Dependencia Participante: Instituto de Investigaciones Sobre la Universidad y la Educación

Formato: Libro Impreso

Disponibilidad: En existencias

Special Price MXN$105

Precio Habitual: MXN$150

ISBN/ISSN 9786070286100
Entidad Académica Instituto de Investigaciones Sobre la Universidad y la Educación
Edición o Número de Reimpresión 1a edición, año de edición -2016-
Tema Historia
Número de páginas 76
Tamaño 19 x 14 x .5
Terminado o acabado rústico
Idioma español

Detalles

El Diario de viaje de la Marquesa de las Amarillas es el cuarto volumen de nuestra colección, y el primero escrito por una laica. El texto de la virreina da cuenta del viaje que realizó ella con su marido hacia la capital mexicana, en 1755. Describe los lugares a los que ambos iban llegando en su largo recorrido hacia la ciudad de México, así como los fastos con los que fueron agasajados como recién llegados gobernantes. A pesar de la pluma enmascarada de Luisa María del Rosario de Ahumada y Vera, Marquesa de las Amarillas, es notorio su entusiasmo por dejar testimonio, el primero en su tipo, sobre cómo era salir desde el puerto de Cádiz y arribar a la Nueva España. El interés histórico del texto dejado por la virreina es esencial para entender también cómo el hecho de acompañar a su esposo fue un asunto de alta política.

Llanos, Claudia (Selección, edición e introducción)

Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de Salamanca, España, Maestra en Letras Españolas y maestrante en Historia por la UNAM. Participa en los proyectos Escritos de Mujeres, siglos XVI al XVIII; Educación, escritura y género en la Nueva España; y Cuerpo, escritura y género.

Luisa María del Rosario de Ahumada y Vera escribió un diario donde registró su viaje desde el puerto de Cádiz hasta la ciudad de México, efectuado entre agosto y noviembre de 1755. Para ella, escribir debió de ser una labor como otras, propias de su educación noble y sus actividades políticas. En esa época, los diarios se volvieron uno de los géneros de escritura más socorridos por mujeres de todo tipo, desde religiosas hasta seculares, campesinas y habitantes de las urbes. El Diario de la segunda Marquesa de las Amarillas no es, sin embargo, íntimo, y en realidad está mucho más enlazado con los relatos de viajes, también de gran popularidad durante el siglo xvni. La descripción de emociones, lugares y reflexiones en torno a ciertos temas, como el poder o la gloria, hacen del texto que presentamos una mezcla entre intimidad y poder, muy característica de la escritura de mujeres en los ambientes cortesanos. Este cuarto volumen de la Colección Escritos de Mujeres siglos xvI al xvin es el primero que publicamos escrito por una laica. Además, se trata de uno de los pocos textos conocidos redactados por una virreina novohispana. Es testimonio de la escritura de las mujeres en la corte colonial, actividad común, aunque de poca o nula circulación. El Diario está narrado en primera persona. La Marquesa cuenta los momentos gloriosos del viaje y arribo de su tío y esposo, Agustín de Ahumada y Villalón, a la corte de México. En los versos preliminares el secretario de la virreina, Agustín Ribadeneyra, se presenta como quien versificó el texto original de Luisa María de Ahumada y Vera. Los bibliotecarios suelen entonces clasificar esta obra como autoría del versificador. Pero el hecho de que el propio secretario se lo atribuye a la Marquesa, reservándose para sí sólo el crédito de la versificación, es suficiente para reconocer la autoría de Luisa María. Dicha autoría se recrea en la fuerza de la primera persona y en la experiencia vivencial de la virreina. Contamos con pocos datos acerca de la vida de Luisa María del Rosario. Se sabe que fue hija del primer marqués de las Amarillas, Francisco Pablo de Ahumada y Mendoza Villalón y Nar-váez, y de Catalina de Vera y Leyva, quienes contrajeron nupcias en 1710. De ellos heredó el título de segunda Marquesa de las Amarillas. Casó con su tío, a quien otorgó así el título de marqués; este ennoblecimiento hizo posible que Agustín de Ahumada fuera nombrado virrey de la Nueva España en 1755.1 Cuando llegó a la Nueva España, en noviembre de 1755, Luisa María tenía ya un hijo, el único que tuvo en su vida, y quien murió pocos meses después de haber llegado, en marzo de 1756. El 5 de enero de 1760 murió, en Nueva España, el virrey y Marqués de las Amarillas, Agustín Ahumada y Mendoza, por lo que poco después, ella regresó a España, donde contrajo matrimonio nuevamente y vivió hasta su muerte. La segunda Marquesa de las Amarillas, Luisa María del Rosario de Ahumada y Vera murió en Sevilla el 10 de diciembre de 1791.2 Manuel Romero de Terreros describe a la Marquesa de las Amarillas como una mujer a la que le gustaban la ostentación y los fastos, y según el cronista al que siguió, durante su corto periodo virreinal hizo muchos derroches, al grado de dejar en bancarrota las arcas virreinales. Sin embargo, más allá de la opinión de Romero de Terreros, su descripción sobre la virreina deja ver a una mujer de fuerte personalidad y notoria audacia: poco después de la muerte de su hijo, y tras haber pasado por un periodo de luto y duelo, los Marqueses de las Amarillas volvieron a su rutina de salidas públicas, tanto que Luisa María del Rosario sorprendió a los habitantes de la ciudad cuando salió de palacio a caballo y en traje de hombre: "[salió] del Real Palacio para el campo, la Excma. señora Virreina a caballo, tocada de Gudriel, con sombrero, corbatín, camisón, chupa, andriel y talas", y montada como hombre, aunque no se le veía el pie en el estribo. [...] llamó mucho la atención del público "respecto a no ser practicable entre las señoras de estos reinos", pero de ahí en adelante fueron muy frecuentes los tales paseos, dirigiéndose casi siempre la comitiva al bosque de Chapultepec, y de allí, por la calzada de la Verónica, a alguna casa de campo de la Tlaxpana, en donde se veía un excelente refresco.'‘

Marquesa de las Amarillas: diario de viaje de Cádiz a México

MXN

MXN$150

0