No tiene artículos en su carrito de compras.

Total: MXN$0
Libros UNAM

Leandro Katz. Proyecto para el día que me quieras y la danza de fantasmas

Leandro Katz. Proyecto para el día que me quieras y la danza de fantasmas

 

ISBN: 9788417047580

Autor(es): Grüner, Eduardo / Medina, Cuauhtémoc

Editor/Coeditor/Dependencia Participante: Dirección General de Artes Visuales

Formato: Libro Impreso

Disponibilidad: En existencias

Special Price MXN$189

Precio Habitual: MXN$270

ISBN/ISSN 9788417047580
Entidad Académica Dirección General de Artes Visuales
Edición o Número de Reimpresión 1a edición, año de edición -2018-
Tema Artes visuales
Número de páginas 80
Tamaño 22 x 16
Terminado o acabado rústico
Idioma Español-inglés

Detalles

Proyecto para el día que me quieras y la danza de fantasmas reúne tres proyectos desarrollados por el artista Leandro Katz (Buenos Aires, 1938) a lo largo de varias décadas de trabajo. Desde diferentes registros, estas obras indagan sobre los fantasmas de la historia, latentes en la imagen fotográfica y sus usos. En ellas se aborda tanto el papel retórico y político de las imágenes del Che Guevara en su campaña en Bolivia y su visual del pasado colonial en América Central, que permea y se extiende en las visiones del presente.

Grüner, Eduardo

Es sociólogo, ensayista y crítico cultural. Doctor en Ciencias Sociales de la UBA. Fue Vicedecano de la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA y Profesor titular de Antropología del Arte en la Facultad de Filosofía y Letras, de Teoría Política en la Facultad de Ciencias Sociales, ambas de dicha Universidad. Es autor, entre otros, de los libros: Un género culpable (1995), Las formas de la espada (1997), El sitio de la mirada (2000), El fin de las pequeñas historias (2002), La cosa política (2005), La Oscuridad y las Luces (2011). Actualmente tiene otros dos libros en prensa. Escribió un centenar de ensayos en publicaciones locales e internacionales. Es coautor de catorce libros en colaboración y prologó libros de Sartre, Foucault, Jameson, Zizek, Balandier, Terray y Scavino, entre otros. Dirige la colección de Antropología Política de Ediciones del Sol de la editorial Colihue de Buenos Aires.

Medina, Cuauhtémoc

(Ciudad de México, 5 de diciembre de 1965.) Doctor en Historia y Teoría de Arte (PhD) por la Universidad de Essex en la Gran Bretaña y Licenciado en Historia por la Universidad Autónoma de México. Es investigador del Instituto de Investigaciones Estéticas de Universidad Nacional Autónoma de México y Curador Asociado de Arte Latinoamericano en las Colecciones de la Galería Tate, en el Reino Unido. También es miembro de Teratoma A. C., un grupo independiente de críticos, curadores y antropólogos.

A la hora de examinar, en su segunda _Consideración intempestiva_, las distintas motivaciones del arte de la historia, Friedrich Nietzsche estaba más que persuadido de que la función monumental de la reverencia al pasado era incompatible con la tarea crítica y cognitiva de la criba de los hechos: le parecía imposible relacionar la visión de la historia como recordación con cualquier función creativa, no sólo intelectual o crítica sino activa en el sentido práctico de la palabra: Puede decirse entonces que, en caso de que la contemplación monumental de la Historia impere sobre las demás perspectivas, más concretamente sobre la anticuaria o crítica, es la propia Historia la que sufre perjuicios: enormes partes de ella se ven destinadas al olvido y al desprecio, desvaneciéndose como un raudal interminable y turbio, mientras que sólo se destacan, como islas, algunos hechos decorados.1 La merma intelectual y política que se sigue del imperio de “la historia del bronce” en desdoro de “la historia aguafiestas” —como diría el historiador mexicano Luis González y González—2 era para Nietzsche producto de la necesidad de simplificación moral y factual que requiere toda admiración y emulación. Sería necesaria una absoluta repetición, a tal punto que “la misma catástrofe retornase a intervalos regulares” para que la función monumental de la memoria y la “plena veracidad” del relato de causas y efectos pudieran ser parte del mismo despliegue en interés de los poderes vitales. Este hecho implicaría una subversión total de nuestras categorías, y sólo sería compatible con un tiempo hipotético en que, como bellamente argumentaba Nietzsche, “los astrónomos vuelvan a tornarse en astrólogos de nuevo”. Hasta que eso suceda, la historia monumental no podrá adquirir esa veracidad plena: seguirá unificando, gene ralizando y haciendo equivalente lo desigual, atenuando siempre la heterogeneidad de los motivos y móviles para presentar, a costa de la causa, su effectus monumental como ejemplar digno de imitación. 3 1— Friedrich Nietzsche, Segunda Consideración Intempestiva. Sobre la utilidad y los inconvenientes de la Historia para la vida, trad. Joaquín Etorena, Buenos Aires, Libros del Zorzal, 2006, p. 36. 2— La inspiración de ese ensayo ya clásico de González es naturalmente la crítica de géneros de la historia de Nietzsche. Véase: Luis González y González, “De la múltiple utilización de la historia” en Carlos Pereyra et al., Historia ¿para qué?, México, Siglo XXI Editores, 1980, pp. 63-64. 3— Nietzsche, op. cit., pp. 34-35.

Leandro Katz. Proyecto para el día que me quieras y la danza de fantasmas

MXN

MXN$270

0