No tiene artículos en su carrito de compras.

Total: MXN$0
Libros UNAM

La imagen del templo de Jerusalén en la Nueva España

La imagen del templo de Jerusalén en la Nueva España

 

ISBN: 8626000000082

Autor(es): null

Editor/Coeditor/Dependencia Participante: Coordinación de Humanidades

Formato: Libro Impreso

Disponibilidad: En existencias

Special Price MXN$210

Precio Habitual: MXN$300

ISBN/ISSN 8626000000082
Entidad Académica Coordinación de Humanidades
Edición o Número de Reimpresión Año de edición -2003-
Tema Arquitectura
Tamaño 24x21.5x2

Detalles

De acuerdo con las creencias religiosas antiguas y modernas, el lugar perfecto, pleno de santidad y de placeres, no se encuentra en la tierra, sino en el cielo, por ser el sitio donde habitan los dioses; por lo tanto, el ideal de todo ser humano ha sido establecer contacto con ese lugar y volver a él después de la muerte. Peto también ha sido un ideal persistente en el hombre tratar de reproducir en la tierra la ciudad que los dioses habitan en el cielo. Las diversas imágenes de esa ciudad, con sus jardines y palacios, que el hombre ha construido a lo largo de la historia, conforman uno de los temas más interesantes y más importantes para conocer el desarrollo de la arquitectura en todas las religiones.

La que en esta ocasión nos ocupa, es la historia de las imágenes del palacio celestial de Dios que se construyeron, a lo largo de tres siglos, en el México virreinal. Por lo mismo, este libro está dedicado a las diversas reconstrucciones ideales de la Casa Celestial de Jesús, el Dios de los cristianos, la que, sin embargo, no resultaría comprensible sin las tradiciones que le precedieron.

El cristianismo adoptó gran cantidad de elementos de la tradición judía, lo que se explica primero, por el origen étnico de Cristo, pero además, por haber sido ésa la única religión monoteísta existente cuando nació Jesús. Sin embargo, judíos y cristianos compartieron también costumbres y tradiciones culturales y religiosas más antiguas, que transformaron y adaptaron a su propia ideología. Con el tiempo, esa combinación se vio aún más enriquecida con el nacimiento de la religión musulmana. Si bien hoy en día creemos que la tradición cultural de las tres religiones monoteístas está bien delimitada, en realidad en la antigüedad no fue así; en aquellos tiempos, la comunicación entre los pueblos del Oriente Próximo era mucho más fluida; en medio de sus diferencias, las influencias mutuas eran constantes.

información no disponible.

información no disponible.

La imagen del templo de Jerusalén en la Nueva España

MXN

MXN$300

0