No tiene artículos en su carrito de compras.

Total: MXN$0
Libros UNAM

Introducción a la teoría de conjuntos, los operadores booleanos y la teoría del concepto para

Introducción a la teoría de conjuntos, los operadores booleanos y la teoría del concepto para profesionales de la información documental

 

ISBN: 9786070294853

Autor(es): Rendón Rojas, Miguel Ángel

Editor/Coeditor/Dependencia Participante: Instituto de Investigaciones Bibliotecológicas y de la Información

Formato: Libro Impreso

Disponibilidad: En existencias

Special Price MXN$175

Precio Habitual: MXN$250

ISBN/ISSN 9786070294853
Entidad Académica Instituto de Investigaciones Bibliotecológicas y de la Información
Edición o Número de Reimpresión 1a edición, año de edición -2017-
Tema Bibliotecología y cultura del libro
Número de páginas 156
Tamaño 21 x 16 x 1
Terminado o acabado rústico
Idioma Español
Contenido Prólogo . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . vii
Introducción . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1
La lógica, su naturaleza y función . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 1
Dos aspectos del conocimiento . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 5
Características del conocimiento racional . . . . . . . . . . . . . 5
El lenguaje . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6
La Semiótica . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 6
La lógica formal . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8
Capítulo I. Teoría de conjuntos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11
Conceptos iniciales . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13
Tipos de conjuntos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 24
Relación entre conjuntos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 28
Operación entre conjuntos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 31
Capítulo II. Operadores booleanos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 67
Álgebra de Boole . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 69
Capítulo III. Teoría del concepto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 79
Definición del concepto . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 81
Tipos de conceptos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 86
Relaciones entre conceptos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 94
Relaciones entre juicios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 105
Operaciones entre conceptos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 110
Lógicas no-clásicas . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 122
Bibliografía . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 125
Índice de ejercicios . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 129

Detalles

La cultura lógica es doblemente importante para un profesional de la información documental. Por un lado, como toda persona culta está obligado a construir e introducir conceptos; sostener y argumentar sus ideas siguiendo los principios que marca la Lógica; y por otro lado, uno de los fundamentos teóricos de la Ciencia de la Información Documental es precisamente la Lógica, bajo cuyos principios se realiza la organización y búsqueda de la información. Es por ello que se necesitaba un texto que introdujera a esos profesionales al mundo abstracto de las formas del pensamiento y sus interrelaciones. La presente obra posee una finalidad didáctica y su objetivo es no sólo ofrecer un libro de texto, sino una guía que permite al lector trabajar de manera autónoma e ir construyendo su propio conocimiento. En un primer momento se presenta la teoría intuitiva de conjuntos y posteriormente la aprovechamos para comprender la naturaleza y el funcionamiento de los operadores booleanos tan importantes en las estrategias de búsqueda en catálogos en línea, así como los principios que rigen la teoría del concepto.

Rendón Rojas, Miguel Ángel

Doctor en Filosofía con especialidad en Lógica por la Universidad Estatal de Moscú “M. V. Lomonósov”. Maestría y Licenciatura en Filosofía por la misma universidad. Investigador Titular C del Instituto de Investigaciones Bibliotecológicas y de la Información de la Universidad Nacional Autónoma de México. Miembro del Sistema Nacional de Investigadores. Actualmente con el nombramiento de Investigador Nacional nivel II. Miembro Regular de la Academia Mexicana de Ciencias.
Área de investigación: Historia y fundamentos de la Bibliotecología y Estudios de la información.

Prólogo Probablemente muchos de nosotros, al ser usuarios de una biblioteca y buscar acceso a sus materiales, hemos utilizado los catálogos en línea. Al llenar los campos con los datos correspondientes para encontrar el documento que necesitamos, se nos informa que se pueden utilizar los llamados "operadores booleanos", generalmente expresados en inglés con las palabras and, or, not para encontrar más fácilmente los materiales que buscamos. Como usuarios de bibliotecas, quizá nunca nos hayamos preguntado qué procesos suceden en la máquina cuando realizamos esas búsquedas más específicas o delimitadas por los operadores booleanos. Sin embargo, los especialistas en información documental -bibliotecarios, archivistas, gestores de información documental, entre otros- que ya no son solamente usuarios de catálogos, necesitan poseer un conocimiento completo de qué son, cómo operan y por qué funcionan de esa manera los operadores booleanos. Dichas personas, gracias a su formación en un nivel superior de educación, pueden ser llamadas profesionales de la información documental porque cuentan con conocimientos teóricos que les ayudan a explicar y dar razón del manejo, la organización y la recuperación de información. El estudio de la teoría de conjuntos y el álgebra de Boole permite llegar a comprender el sustento lógico en el que se basa la combinación de términos o palabras que ofrece como resultado un listado de obras, y evita ver ese proceso como una "actividad" que sucede en una caja negra a la que se le introducen ciertos datos para que ofrezca otros a la salida sin saber cómo y por qué ocurrió aquello. Más aún, la clasificación documental como actividad teórica tiene en la división de conceptos o clases (conjuntos) uno de sus fundamentos; a su vez, la división puede ser explicada como una operación lógica realizada en y con los conjuntos. De ahí que si se estudia la teoría de conjuntos y del concepto, se puede entender de una manera clara y explícita el funcionamiento de los operadores booleanos y el mecanismo de la clasificación. Finalmente, el conocimiento de la teoría del concepto desde el punto de vista lógico nos proporciona una herramienta para el trabajo intelectual porque nos guía en la formación y el uso de conceptos, lo que permite alejarnos de ambigüedades y ganar en claridad y precisión en nuestro pensamiento y en la exposición de nuestras ideas. Es por eso que este tipo de conocimiento es útil para cualquier persona que realice un trabajo intelectual, ya sea estudiante, profesor, investigador o profesional de cualquier área. Poseer una cultura lógica-metodológica mínima y saber manejar conceptos es parte de ella, siempre será una exigencia y necesidad para el que se precie de querer investigar la verdad y comunicar sus pensamientos de forma ordenada y clara. El presente libro es el material que a través de los años he ido elaborando al impartir el seminario "Información y documentación electrónicas: lógica booleana" en el Programa de Posgrado en Bibliotecología y Estudios de la Información en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). La idea era ofrecer a los alumnos más que un libro de texto, una guía que les permitiera trabajar de manera autónoma e ir construyendo su conocimiento. Así pues, los objetivos de este libro son reconocer las principales operaciones que se realizan con conjuntos; comprender cómo se forman los nuevos conjuntos a partir de esas operaciones; realizar esas operaciones; identificar la relación existente entre las operaciones que se realizan con conjuntos y los operadores booleanos; describir y analizar lo que se entiende por concepto como forma del pensamiento; construir conceptos de acuerdo a las reglas lógicas correspondientes; distinguir diferentes clases de conceptos y relaciones entre éstos; comprender y aplicar la limitación, generalización y división de conceptos como operaciones lógicas en los conceptos; relacionar las operaciones lógicas realizadas en los conceptos con las operaciones que se realizan con los conjuntos, y explicar la clasificación como una operación lógica en conceptos o clases mediante la introducción o eliminación de conectivos. El texto presenta al lector la explicación del tema a tratar en un primer momento y, posteriormente, le ofrece una serie de ejercicios que le permiten aplicar lo que fue expuesto anteriormente. Esto le permite, por un lado, reafirmar lo leído, sacar a la luz ciertas dudas que puedan aparecer y que en un principio no se había percatado que tenía y, por otro lado, propicia el trabajo independiente y hasta cierto punto autodidacta. Aunque esto último es una de las intenciones del texto, se recomienda que se tenga un profesor o tutor que oriente y guíe el aprendizaje. Así pues, dejemos al lector adentrarse en el estudio de la teoría de conjuntos; conocer, comprender y manejar los operadores booleanos, y finalizar con la teoría del concepto. Miguel Ángel Rendón Rojas

Introducción a la teoría de conjuntos, los operadores booleanos y la teoría del concepto para profesionales de la información documental

MXN

MXN$250

0