No tiene artículos en su carrito de compras.

Total: MXN$0
Libros UNAM

Expedientes Museo Expuesto

Expedientes Museo Expuesto

 

ISBN: 8626000001932

Autor(es): Oles, James (editor)

Editor/Coeditor/Dependencia Participante: Dirección General de Publicaciones y Fomento Editorial / Coordinación de Difusión Cultural / Centro Cultural Universitario Tlatelolco

Formato: Libro Impreso

Disponibilidad: En existencias

MXN$526
ISBN/ISSN 8626000001932
Entidad Académica Dirección General de Publicaciones y Fomento Editorial
Edición o Número de Reimpresión 1a edición, año de edición -2017-
Tema Arte
Colaborador Coordinación de Difusión Cultural, Centro Cultural Universitario Tlatelolco
Número de páginas 420
Tamaño 22 x 30 x 4
Contenido 1/6 Catálogo
2/6 Equipo
3/6 Guión curatorial
4/6 Museografía
5/6 Reproducción
6/6 Archivo muerto

Detalles

Los catálogos de exhibición, en general, tienen una estructura establecida: presentaciones institucionales, ensayos académicos, ilustraciones a color de las obras, así como una lista de obra y una bibliografía. Expedientes Museo Expuesto sigue esta tradición y propone una alternativa en términos de forma y contenido. Seis Expedientes independientes hacen eco de la estructura de la exhibición original. Los archivos contienen 1) declaraciones curatoriales, 2) ensayos de los miembros del equipo de exhibición, 3) la lista de obra y el cedulario, 4) información sobre la museografía, 5) fotografías de montaje y 61 una selección del archivo muerto. El conjunto expone datos, puntos de vista y documentos que por lo general permanecen ocultos en el archivo del museo. Estas fuentes de información complementarias pueden consultarse de manera simultánea como un caso de estudio de la práctica museológica.
Expedientes Museo Expuesto es publicado con motivo de "Museo Expuesto. La colección de arte moderno de la UNAM, 1950-1990", Sala de Colecciones Universitarias, Centro Cultural Universitario Tlatelolco (CCUT), Universidad Nacional Autónoma de México, que tuvo lugar del 19 de octubre de 2013 al 19 de octubre de 2014.
Editado por James Oles.

Oles, James (editor)

Doctor en Historia del Arte por la Universidad de Yale. Es un especialista en arte latinoamericano, centrándose tanto como investigador como curador en el arte moderno mexicano y la arquitectura de la Revolución de 1910 a la década de 1960. Es profesor de arte en el Wellesley College, donde también se desempeña como curador adjunto de arte latinoamericano en el Museo Davis. Sus numerosas publicaciones incluyen monografías sobre los pintores mexicanos Agustín Lazo y Pedro Friedeberg, un estudio de las relaciones culturales entre México y EE.UU. (South of the Border: Mexico in the American Imagination, 1914-1947), y ensayos sobre José Clemente Orozco, Rufino Tamayo, Isamu Noguchi, las primeras obras de Frida Kahlo y arquitectura art-deco en Argentina, entre otros temas. Ha organizado importantes exposiciones en los Estados Unidos y México, incluyendo la reinstalación de las colecciones permanentes del Museo de Arte Moderno y el Museo Carrillo Gil. También ha sido el primer curador de "El Museo Expuesto", un proyecto de dos años en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco (UNAM) en la Ciudad de México.

Museo Expuesto: una declaración curatorial James Oles I. Apología Museo Expuesto, un proyecto curatorial lanzado a principios de 2013 en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco (CCUT) en la Ciudad de México, un espacio a cargo de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), empezó como una solución flexible e inmediata a un problema más práctico que teórico: cómo llenar rápidamente un espacio de exhibición sin programación planeada.También respondió a una historia institucional específica en un sitio particularmente polémico. Durante sus doce meses presentada en el CCUT, la exposición sirvió como laboratorio para poner a prueba ideas curatoriales, propuso ejercicios de crítica institucional y estudios curatoriales a la atención de un público más amplio, y generó formas originales de exhibir, mediar, enmarcar y contextualizar el arte moderno y contemporáneo. Además, la exhibición propuso una presentación radical y no cronológica de la colección permanente del museo universitario más importante de México en un espacio externo. Este ensayo describe Museo Expuesto como un estudio de caso de la práctica museológica contemporánea, y debería leerse en tándem con los otros textos, imágenes y documentos incluidos en los seis Expedientes que constituyen este catálogo no tradicional. Casi no analizo las obras de arte que formaban parte de la exposición: aunque hacían visualmente atractiva la muestra, sirvieron principalmente para explicar la práctica museográfica más que actuar como objetos independientes de contemplación (1). En realidad, una estrategia clave de Museo Expuesto fue organizar la exhibición como modelo o marco que no dependiera de ninguna colección per se, pues los términos de la práctica museográfica definidos en los muros podrían haber sido formados por casi cualquier grupo de objetos. Aunque se presentarían obras de arte moderno y contemporáneo de una institución específica, Museo Expuesto revelaría lo que todos los museos generalmente dejan sin ver y sin decir. El curador invitado es un híbrido entre organizador de exhibiciones, artista creativo, director cinematográfico, cuidadoso historiador de arte, decorador de interiores, nervioso guardián, profesor sermoneador y hasta un auteur altivo, y cada uno de estos papeles entra en juego en mayor o menor grado en un proyecto dado (2). Por tanto, no debería ser una sorpresa encontrar el nombre del curador en el texto introductorio de una exposición, en tanto firma como sello de calidad. Esta práctica ahora muy difundida alguna vez fue considerada como terriblemente radical e incluso perturbadora, no sólo porque contradecía las supuestas pretensiones del museo a la objetividad y la verdad histórica, sino porque también por ser una declaración de autoría individual. En efecto, en la UNAM tuve la fortuna de recibir un apoyo absoluto para mis decisiones: mis tendencias autoritarias se vieron moderadas -como suelen serlo- por el mero hecho de que la labor curatorial nunca es individual, pues depende de un trabajo en equipo, desde la idea inicial hasta que se da la última barrida del piso. Sin embargo, mi atípico énfasis en escribir desde la primera persona en este ensayo, en comparación con otros textos de catálogos que he escrito, merece alguna explicación. La primera fase de Museo Expuesto reveló mis intereses e ideas actuales desde una posición particular - México- en un momento específico (una segunda fase, que involucraba a estudiantes de posgrado, se discute más adelante). Aunque aproveché los recursos de una gran institución -la más antigua y más grande universidad del continente americano- gocé de un grado de independencia poco común, algo casi imposible de encontrar en museos más establecidos, mientras trabajaba con un staff muy pequeño (básicamente somos dos). Así este texto subraya los aspectos más subjetivos de Museo Expuesto, a la vez que constituye una defensa de la transparencia curatorial y la desmitificación en general (3). (1) Las obras de la exposición aparecen en las fotografías de la instalación, pero no como ilustraciones autónomas. Ello también nos permitió evitar las problemáticas financieras y administrativas de buscar permisos de copyright para esta publicación. Para las imágenes, ver Expediente 5/6. (2) Como curador invitado, no fui responsable de la colección permanente; sin embargo, al mismo tiempo el proyecto tenía el propósito parcial de documentar, promover y desarrollar dicha colección. (3) Sobre el tema de la desmitificación, ver Paul O'Neill, The Culture of Curating and the Curating of Cultures (Cambridge, Massachusetts, MIT Press, 2012), 15.

Expedientes Museo Expuesto

MXN

MXN$526

0