No tiene artículos en su carrito de compras.

Total: MXN$0
Libros UNAM

Espacio público y ciudadanía: ¿cómo trascender de lo privado a lo público?

Espacio público y ciudadanía: ¿cómo trascender de lo privado a lo público?

 

ISBN: 9786073014519

Autor(es): González Ulloa Aguirre, Pablo Armando

Editor/Coeditor/Dependencia Participante: Facultad de Ciencias Políticas y Sociales / Editorial Gedisa Mexicana

Formato: Libro Impreso

Disponibilidad: En existencias

Special Price MXN$280

Precio Habitual: MXN$400

ISBN/ISSN 9786073014519
Entidad Académica Facultad de Ciencias Políticas y Sociales
Edición o Número de Reimpresión 1a edición, año de edición -2018-
Tema Sociología
Coedición Editorial Gedisa Mexicana
Número de páginas 176
Tamaño 22.5 x 15.5 x 1
Terminado o acabado rústico
Idioma español

Detalles

El espacio público es lugar donde la heterogeneidad debe ser respetada y promovida, particularmente en el contexto contemporáneo caracterizado por una diversidad de grupos; el espacio público plantea como uno de sus pilares el ser el lugar abierto a todos, del que nadie puede ser excluido.
La ciudadanía es determinante para la configuración del espacio público. Cualquiera que sea el modelo de ciudadanía, ésta definirá los escenarios de diálogo, argumentación y construcción de espacios sociales comunes en coordinación con el Estado.
Por lo que se revisan las dinámicas del individuo y la comunidad, con un papel del Estado cada vez más reducido; si bien la ciudadanía activa busca el diálogo, también entra en conflicto, debido a la pluralidad que se produce en el espacio social.
Así, el propósito de este texto es contribuir al análisis y entendimiento de las nuevas formas de ciudadanía o de conjunción social en el espacio público, en el contexto de una menor orientación simbólica por parte del Estado, en sociedades cada vez más diferenciadas.

González Ulloa Aguirre, Pablo Armando

Profesor de tiempo completo en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Doctor en Ciencias Políticas y Sociales. Miembro del Sistema Nacional de Investigadores. Actualmente se encuentra enfocado en temas sobre gobernabilidad, participación ciudadana y sociedad civil.

Introducción. Los conceptos ante las nuevas realidades sociales. Un mundo en constante construcción La esfera pública es el espacio de una discusión en la que potencialmente participa todo el mundo. [. . .] Con objeto de que la sociedad pueda forjarse una opinión común sobre cuestiones importantes. Esta opinión común es una conclusión reflexiva, surgida del debate crítico, y no sólo un resumen de cualesquiera opiniones que pudiera albergar la población. En consecuencia adquiere estatus normativo; el gobierno tiene el deber de escucharla. Charles Taylor Las ciencias sociales, hacen alusión a hechos concretos y datos constituidos a través de la experiencia empírica y de lo abstracto, lo cual no se aprecia a primera vista dado el horizonte de observación mediante el cual valoramos lo cotidiano, es decir, a través del cual se presentan las cosas a primera vista. Así, las estrategias y objetivos de investigación deben plantearse desde una experiencia empírica, lo cual hasta ahí, no presenta ningún inconveniente. Sin embargo el problema surge cuando se carece de una capacidad analítica y de observación abstracta que permita indagar de forma profunda; ya que sin ésta el fenómeno de estudio es interrogado de manera limitada. Por sí solos los datos empíricos no dicen nada y la teoría por sí misma tampoco explica el mundo, por lo cual es imprescindible no caer en descalificaciones mutuas y entender que tanto los estudios teóricos como los empíricos son importantes para comprender los diversos niveles de complejidad que constituyen la realidad. La mayoría de mis investigaciones podrían ser calificadas de abstractas; sin embargo, eso no quiere decir que estén desconectadas de la realidad, aunque sí se han enfocado en el estudio de lo social desde un enfoque prioritariamente teórico, sin descuidar los referentes empíricos. En retrospectiva, lo que he tratado de hacer en todos estos años es tratar de darle sentido a las manifestaciones del cambio ante el fenómeno de la globalización; esto mediante la reformulación de conceptos o aprehendiendo los actuales. Los problemas de la realidad se vuelven muy complejos, así como las teorías. La multicausalidad de factores que afectan lo social es tan amplia como nunca, y los límites entre las disciplinas dejan de ser o dejan de tener una delimitación explícita, de la misma manera en que ocurre con las fronteras estatales y hasta con las delimitaciones espacio-temporales. De este modo, presenciamos el falso problema que se formula entre las escuelas teóricas y empíricas, la teoría es desestimada ante la rapidez que exige explicar los cambios sociales y políticos actuales, y con lo cual se piensa que éstas sólo pueden formularse recurriendo a los estudios empíricos. Los tomadores de decisiones o policymakers, no suelen darse cuenta de lo importante que es la teoría, y lo hacen al grado de desestimarla para la creación e instrumentación de políticas públicas, así como en la aplicación de encuestas, y en todo lo que conlleva el arte de hacer y estudiar la ciencia social. Lo cual, como ya se apuntó, se vuelve tan grave como desestimar los estudios empíricos. En este contexto, el presente trabajo de investigación trata, sin duda, sobre un asunto teórico, pero lo hace sin desestimar los referentes empíricos. Consiste en un esfuerzo epistemológico y académico por revalorar los estudios que se adentran a las raíces de las discusiones teóricas y que se justifican en la necesidad de revisar el sentido y alcance de los conceptos ante nuevas realidades. Los conceptos deben ser generados desde nuevos enfoques y producidos ante la compleja dinámica de los fenómenos sociales en su conjunto, a pesar de haberse realizado anteriormente, ahora parece que la realidad corre más rápido que la capacidad intelectual de aprehender los cambios en sus diversos niveles. El presente texto está cruzado por el advenimiento del Estado para la era moderna, lo cual tiene como uno de sus puntos nodales entender la forma en la que el fenómeno de la globalización ha modificado las formas de participación ante la erosión de las instituciones tradicionales estatales. El nuevo espacio público y la agencia, son algunos ejemplos de cómo las prácticas sociales se han manifestado para hacer frente al cambio. Por su parte, la Ciencia Política, de la mano de otras disciplinas, necesita entender las formas de construcción de las identidades ciudadanas. De esta manera, el aporte fundamental y el objetivo de esta investigación es entender el espacio público y las nuevas formas de participación ciudadana o de conjunción social en el espacio público ante esta falta de orientación simbólica por parte del Estado, y comprender así la forma en la que los espacios vacíos, que antes eran ocupados por las instituciones estatales pueden comenzar a reconfigurarse, a través de las nuevas formas de ciudadanía (principalmente la republicana y la comunitarista, y atendiendo a las críticas realizadas a las formas de ciudadanía desde la visión de Marshall) puede dar paso a nuevas expresiones del espacio de la política para que vuelva a tener sentido ante el mercado. Esta investigación tiene una argumentación estructurada de manera lineal, en la que el espacio público se vuelve el hilo conductor de la misma. La ciudadanía es un complemento que sirve para el análisis de la configuración del espacio público. Un espacio público con una ciudadanía pasiva deja de tener sentido, para la creación de escenarios de diálogo, argumentación y construcción de espacios sociales comunes en coordinación con el Estado y tal como se denomina para el caso de los espacios públicos no estatales. En contraparte, la ciudadanía activa busca el diálogo pero también entra en conflicto, debido a que cada grupo social pretende ganar espacios políticos, y justo es la constante contraposición entre los grupos lo que produce los cambios a nivel social. Todo esto conduce a una articulación que busca sobreponer el interés público sobre el privado en espacios de diálogo donde conjunte la pluralidad, característica de nuestras sociedades complejas. Con esta investigación, se hace patente la necesidad de que la argumentación pública y la representación de todos los grupos sociales es un proceso al que se llega por medio de la construcción cotidiana. Las explicaciones ante este mundo complejo se realizan a partir de discutir un concepto clave en la Ciencia Política contemporánea, a saber, el espacio público es el primer concepto que se discute en el capitulado, y como ya se adelantó, es el eje articulador de toda esta investigación. Las modificaciones en las estructuras estatales, consecuencia en parte de los procesos de globalización, han causado cambios en los diferentes órdenes: económicos, políticos, sociales, culturales, etc. Ante esto, la forma en la que se concebía la ciudadanía se modifica y la democracia comienza a ser cuestionada cada vez más después de las olas de democratización de los años setenta y ochenta. Esto aparece como una consecuencia de pensar (o asumir) que la democracia por sí misma resolvería todos los problemas. Las constantes crisis económicas -producidas en parte por el endeudamiento estatal de los setenta- tuvieron repercusiones catastróficas en el nivel de vida de la ciudadanía, conduciendo a un desencanto generalizado con la política y depositando, en consecuencia, la fe en el mercado. La investigación dedica el primer capítulo al estudio del espacio público como un centro de discusión constante donde la ciudadanía expresan todo tipo de preocupaciones, políticas o de distintas índoles. Se trata de un tema que ha sido un importante centro de debate en los últimos años debido a la gran cantidad de acepciones conceptuales y al uso que se le puede dar para resituar a la política en un momento tan necesario en el que no se tienen referentes teóricos y empíricos muy precisos que den sentido a las formas de participación. En su sentido físico, como se ha discutido antes y se expone en este trabajo, el problema de la privatización de espacios, produciendo cierta disgregación social y falta de comunidad, elementos necesarios para revitalizar el espacio público en su forma no física. Otro tema que también se toca es la delgada línea que separa lo público del espacio privado, y que ha sido valorada por las sociedades modernas. El espacio público asume un papel fundamental. Esto debido a que en su interior tienen lugar las condiciones que posibilitan la interacción que puede conformar nuevas estructuras con las cuales la sociedad se transforma en beneficio de la pluralidad y la inclusión. De acuerdo con lo anterior, el espacio público es el lugar por excelencia donde se ponen a prueba los rendimientos de las prácticas comunicativas. Así, el espacio público está y ha estado de manera constante, puesto a prueba por diversos actores, principalmente los económicos, ya que el actor que domina, achica o elimina el espacio público, tiene suficiente margen para poder dictar las políticas que se aplicarán, ya que se desarticulan los contrapesos que puedan cuestionar dichas políticas, es por ello que los espacios de discusión y de representación suelen ser tan frágiles, debido fundamentalmente a la gran cantidad de actores que interactúan en ellos y que no siempre buscan el bien común ni la inclusión social, lo que contraviene la concepción misma del espacio público. En esa lógica, " [...] por 'bien común', [...] [Aristóteles] no se refiere a los intereses que la gente pasa a compartir, sino a lo que es bueno para su comunidad, ya que una buena comunidad promueve el bienestar de todos sus miembros por lo que les permite ejercer sus potencialidades y adecuadas para llevar una vida virtuosa y exitosa"). El espacio público es ese espacio de diálogo en el que la heterogeneidad es respetada y promovida. Ya que no todas las comunidades son homogéneas, el espacio público plantea como una de sus bases principales ser un lugar abierto a todos, del que nadie puede ser excluido, y para ello, como se verá, la publicidad es uno de sus principios básicos. En este espacio se da la posibilidad de la existencia de la multiplicidad, la coexistencia de diversas voces y trayectorias. Este espacio promueve la multiplicidad, donde el uno depende del otro y ambos están en un constante proceso de interacción mediante relaciones que nunca acaban de formarse ni de consolidarse, porque, al final, el espacio público siempre será un lugar que trata de aglutinar y contener la diferencia que genera conflicto. Hannah Arendt pensaba que el ser humano sólo se puede desarrollar como tal en el espacio público.2 La acción se convierte en un punto fundamental de la formación de la política y de la transformación de nuestro entorno a partir del diálogo entre iguales. La política es transformación, es institucionalización del conflicto, es el arte del cambio y del entendimiento con el otro. La acción política es indisociable de la formación de una comunidad, de un vínculo humano con sentido, lo que implica también un rechazo de todo ejercicio de dominación o de neutralización de la pluralidad. Su ambición más valiosa consiste en promover un imaginario positivo del vivir juntos, que atraiga con la perspectiva de los beneficios de la acción común. En otra discusión es importante traer a colación la mirada tradicional del espacio público de Norberto Bobbio para entender un poco más a fondo el concepto: La percepción tradicional de la "gran dicotomía público/privado" [...] se sustenta en primer lugar en la distinción de dos tipos de relaciones sociales: entre iguales y desiguales. El Estado, y cualquiera otra sociedad organizada donde hay una esfera pública que está caracterizada por relaciones de subordinación entre gobernantes y gobernados, que son relaciones entre desiguales; [...] o bien la sociedad de mercado en la idealización de los economistas clásicos en cuanto son tomadas normalmente como modelos de una esfera privada contrapuesta a la esfera pública, que están caracterizadas por relaciones entre iguales o de coordinación.

Espacio público y ciudadanía: ¿cómo trascender de lo privado a lo público?

MXN

MXN$400

0