No tiene artículos en su carrito de compras.

Total: MXN$0
Libros UNAM

Envejecimiento en Centroamérica y el Caribe

Envejecimiento en Centroamérica y el Caribe

 

ISBN: 9786073004145

Autor(es): Díaz Tendero Bollain, Aída

Editor/Coeditor/Dependencia Participante: Centro de Investigaciones sobre América Latina y el Caribe

Formato: Libro Impreso

Disponibilidad: En existencias

Special Price MXN$195

Precio Habitual: MXN$279

ISBN/ISSN 9786073004145
Entidad Académica Centro de Investigaciones sobre América Latina y el Caribe
Edición o Número de Reimpresión 1a edición, año de edición -2018-
Tema Sociología
Número de páginas 248
Tamaño 21 x 14 x 1.5
Terminado o acabado rústico
Idioma Español

Detalles

El envejecimiento de la población es un fenómeno global que afecta también a Centroamérica y el Caribe. A pesar de que suma únicamente 12% de la población total de América Latina, la diversidad de los países que componen esta región representa, hasta cierto punto, la heterogeneidad que existe en todo el subcontinente. El envejecimiento en Centroamérica y el Caribe aborda el fenómeno desde una perspectiva multidisciplinaria: a través de la sociodemografía, la economía política y los derechos humanos; por ser enfoques que trascienden el ámbito académico, dominan el discurso y han marcado las agendas del quehacer público y político. Asimismo, son las perspectivas que a la fecha provocan mayor impacto en las construcciones sobre las personas mayores y el envejecimiento, tanto en la ciudadanía como en los medios de comunicación.

Díaz Tendero Bollain, Aída

Doctora en Estudios Latinoamericanos por la Universidad Complutense de Madrid y realizó un posdoctorado en El Colegio de la Frontera Norte de México. Es investigadora de tiempo completo en el Centro de Investigaciones sobre América Latina y el Caribe (CIALC) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y profesora permanente en la Maestría de Trabajo Social y en el Programa de Maestría Euroculture del Proyecto Erasmus Mundus, que se imparten en la UNAM. Pertenece al Sistema Nacional de Investigadores del Conacyt, nivel 1. Autora del libro La teoría de la economía política del envejecimiento. Un nuevo enfoque para la gerontología social en México, publicado en 2012 y en versión digital en 2016; coordinó en colaboración el libro Género y vejez, publicado en 2017. Sus temas de especialización son la sociología del envejecimiento y los derechos humanos de las personas mayores en América Latina y el Caribe.

Introducción El envejecimiento de la población es un proceso sin precedentes en la historia universal y se produce cuando aumenta el porcentaje de personas mayores, al tiempo que disminuyen el porcentaje de niños (menores de 15 años) y de personas en edad de trabajar (de 15 a 59 años). Afecta prácticamente a todos los países del mundo y se debe, principalmente, a la reducción de la fecundidad y de la mortalidad, especialmente la infantil. La subregión de Centroamérica y el Caribe no escapa a esta tendencia, si bien los países que la componen presentan un panorama heterogéneo. En este sentido y a pesar de que la subregión constituye 12% de la población regional, su diversidad la hace representativa de la heterogeneidad que existe de manera más amplia en toda la región de América Latina. Incluso, la subregión ostenta en ocasiones los valores sociodemográficos y socioeconómicos más extremos de toda la región, además de valores intermedios, lo que proporciona un panorama muy completo de la situación regional en materia de envejecimiento. Por otra parte, y más allá de la "representatividad" que los países de la subregión presentan respecto de la región en su totalidad, esta investigación es novedosa tanto por aglutinar Centroamérica y el Caribe (no se incluyen todos los países del Caribe sino solamente las Antillas Mayores) como por constituir un estudio de una subregión, y no de manera aislada de los países que la conforman. En este libro se estudiarán tres aspectos del envejecimiento de la población: en primer lugar, las condiciones sociodemográficas del envejecimiento (analizadas desde el enfoque de la vulnerabilidad demográfica); en segundo, la situación económica de la persona mayor (estudiada desde el enfoque de la economía política del envejecimiento); y en tercero, la situación jurídica de las personas mayores (valorada desde el enfoque de los derechos humanos de las personas mayores). Se distingue esta obra por presentar los datos siempre a partir de nuevas teorías, marcos teóricos o al menos, novedosas líneas de investigación, por ser el primer texto que analiza el envejecimiento desde las tres perspectivas mencionadas, y por constituir el primer abordaje comparativo del fenómeno del envejecimiento en los países de Centroamérica y el Caribe. La sociodemografía, la economía política y los derechos humanos se han elegido por ser enfoques que han trascendido el ámbito académico, han dominado el discurso y han marcado las agendas del quehacer público y político. Asimismo, son las perspectivas que a la fecha han provocado mayor impacto en las construcciones sobre las personas mayores y el envejecimiento, tanto en la ciudadanía como en los medios de comunicación. Se presenta de esta forma tripartita (sociodemográfico, economía política y derechos humanos) y no centrándose en uno de los aspectos, sirviendo los otros dos como introducción, porque los tres presentan perspectivas fundamentadas en marcos teóricos y/o conceptuales. Asimismo, se complementan entre sí y se influyen recíprocamente. Por otra parte, estos tres enfoques se relacionan con los temas que han ocupado el imaginario colectivo y la proyección de los medios de comunicación sobre el fenómeno del envejecimiento: primeramente, el apocalipsis por el aumento del número absoluto y relativo de personas mayores; en un segundo momento, el colapso financiero debido a la crisis del sistema de pensiones; y finalmente, casi de manera redentora, el enfoque de derechos humanos. Es pertinente presentarlo en esta secuencia porque la asunción del estudio del envejecimiento por parte de las diferentes disciplinas o perspectivas se ha producido en ese orden: primero fue abordado por los demógrafos, después por los economistas y actuarios que se sumaron, y, finalmente, es un tema que acapara la atención de una multiplicidad de disciplinas, desde la arquitectura, la ciencia política, la sociología, el derecho, entre una lista creciente. Es en este contexto de pluri e interdisciplina que se inserta el enfoque de derechos humanos. El objetivo principal de este libro es presentar la problematización, la visión disciplinaria y el análisis crítico de tres marcos de referencia diversos y complementarios: la sociodemografía, la economía política, y los derechos humanos, sobre el envejecimiento de la población en Centroamérica y el Caribe en el siglo XXI. La combinación de estas tres disciplinas, la propuesta de marcos teóricos o interpretativos que contextualicen los datos en cada una de las tres disciplinas, y la identificación de los países caribeños y centroamericanos como integrantes de una subregión común, constituyen las mayores aportaciones de este texto. El público al que va dirigido se compone de docentes, investigadores y estudiantes de grado y de posgrado en el área de las ciencias sociales y jurídicas, interesados en el abordaje del envejecimiento desde sus respectivas disciplinas o como complemento del análisis realizado desde otras perspectivas. ENFOQUE SOCIODEMOGRÁFICO El interés por el estudio de las peculiaridades del envejecimiento en los países en desarrollo es, relativamente, reciente y existe una amplia gama de publicaciones en torno a la dimensión cuantitativa del fenómeno, producidas principalmente por organismos internacionales del sistema de Naciones Unidas, y la banca de desarrollo, además de otras organizaciones internacionales gubernamentales (en adelante OGIs) y no gubernamentales (en adelante ONGs), si bien no exclusivamente. En cuanto a la dimensión teórica, está poco desarrollada, toda vez que se trata de un área de estudio con énfasis empírico. Sin embargo, sí existen guías de investigación, premisas y observaciones destacables, algunas de las cuales pertenecen a la línea de investigación "vulnerabilidad demográfica" que desde la sociodemografía aborda la inserción del envejecimiento en el mundo en desarrollo. El uso del enfoque sociodemográfico se hace de tres maneras en este texto: en primer lugar, siguiendo la ortodoxia de los indicadores y las premisas sobre el proceso de envejecimiento, aplicándolos a los países de la subregión. En segundo, introduciendo las peculiaridades del envejecimiento sociodemográfico en regiones en desarrollo, que da lugar a diferentes consideraciones. En tercero, se cuestionan los indicadores tradicionales introduciendo las novedades en el área de los estudios sociodemográficos para aplicarlos a los países analizados. La sección sociodemográfica es una investigación de tipo correlacional. A partir de una muestra formada por nueve países de Centroamérica y el Caribe (Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, Nicaragua, Panamá y República Dominicana) se valoraron los determinantes de la transición demográfica y se demostró el cumplimiento o incumplimiento de las guías de investigación del enfoque de la vulnerabilidad demográfica, utilizando el método comparativo en sus dos versiones: confrontación de fenómenos análogos y comparación de puntos de vista diferentes del mismo fenómeno, a partir de indicadores sociodemográficos. En el ámbito sociodemográfico las hipótesis se derivan de algunas de las guías de investigación del enfoque de la vulnerabilidad demográfica: en primer lugar, en algunos países de la subregión las poblaciones infantil y juvenil tienen todavía un gran peso frente al envejecimiento; en segundo, el proceso de envejecimiento se dará en la subregión a una velocidad más acelerada que en países más avanzados en la transición demográfica, como los europeos; en tercero, existe una relación indirecta entre la incidencia de la pobreza y la etapa de la transición demográfica en los países de la subregión, esto es, países más avanzados en la transición demográfica registran menores índices de pobreza, mientras que países más jóvenes registran mayor número de personas en situación de pobreza. ENFOQUE DE ECONOMÍA POLÍTICA La economía política tradicionalmente ha estudiado el fenómeno del envejecimiento midiendo el impacto de la estructura de edades sobre las finanzas públicas y, también, como es el caso de la economía política del envejecimiento, el impacto de las políticas públicas, concretamente de la política social, a través de la seguridad y la asistencia sociales en la situación económica de las personas mayores. El resultado de la articulación de la política social es, según el caso, la atenuación, reproducción o acentuación de las inequidades desprendidas de las dimensiones de clase, género, raza/etnia, tipo de localidad, entre otras, en torno a las cuales se estratifican las sociedades. Sin embargo, detrás de esta articulación o de los diferentes tipos de Estado social, se encuentra un factor esencial, que es la solidaridad. Al Estado le corresponde el ejercicio de un tipo de solidaridad, a saber, la universal, así como el establecimiento de un piso mínimo, que no pueden ser asumidos por otras esferas o actores. Esencialmente, la economía política del envejecimiento ha sido la pionera en responder a la pregunta de cuál es el papel del Estado en la situación de las personas mayores en general, y de su situación socioeconómica en particular, o traducido al lenguaje de las solidaridades, qué tipo y grado de solidaridad ejerce el Estado. Esta sección es, al igual que la sociodemográfica, de tipo correlacional. Algunas de las hipótesis de las que parte la sección de economía política son las siguientes: en primer lugar, la seguridad económica en la vejez proporcionada por el Estado está relacionada con las dimensiones sociales de la estratificación (clase, género, raza/etnia, tipo de localidad y corporativismo); en segundo, a mayor universalidad del régimen de bienestar, menor incidencia de las dimensiones de la estratificación social (clase, género, raza/ etnia, tipo de localidad, corporativismo) en la seguridad económica de la persona mayor; en tercero, las pensiones no contributivas son un paliativo a la desigualdad estructural reproducida por los diferentes regímenes de bienestar y sus correspondientes reformas y atenúan las desigualdades producto de las dimensiones de la estratificación. ENFOQUE DE DERECHOS HUMANOS Este enfoque conlleva un cambio paradigmático, pues promueve el empoderamiento de las personas mayores como sujetos de derecho, que disfrutan de garantías y tienen responsabilidades. Significa que el derecho internacional es el marco conceptual aceptado y capaz de obtener un sistema coherente de principios y reglas que guíen la doctrina y la jurisprudencia, pero también las políticas públicas y las instituciones dedicadas a las personas mayores. En el ámbito latinoamericano, este marco conceptual se cristalizó recientemente en la Convención Interamericana sobre la Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores en el seno de la Organización de Estados Americanos (en adelante OEA) el 15 de junio de 2015 con la firma por parte de un país de la subregión: Costa Rica, y otros países de América Latina como Argentina, Brasil, Chile y Uruguay. A este grupo de países, se sumó el 9 de junio de 2016, Bolivia. Asimismo, en enero de 2017 el citado instrumento entró en vigor para Costa Rica y Uruguay, los dos primeros países que lo han ratificado. Bolivia fue el siguiente país en ratificar (17 de mayo de 2017), Chile ratificó con reservas (15 de agosto de 2017), Argentina también con reservas (23 de octubre de 2017) y El Salvador el 18 de abril de 2018. Esto es, existen dos países en la subregión que se encuentran a la vanguardia en la asunción del enfoque de derechos humanos. La sección de derechos humanos es exploratoria. Se presentará el contenido de la Convención a partir de dos ejes: los derechos-concepto (derechos que por su novedad en el ámbito del convencionalismo, introducen conceptos en el ámbito del envejecimiento y la vejez) y los derechos divididos según la clasificación de Marshall (1949) en derechos civiles, políticos y sociales, de acuerdo a las dimensiones que integran la ciudadanía plena. Asimismo, se asientan las bases para la justiciabilidad de los derechos, esencial para la positivización y exigibilidad de los mismos. El objetivo que guió la investigación fue integrar una visión crítica dentro de cada una de las disciplinas: en el ámbito sociodemográfico, con la introducción de la línea de investigación sobre la inserción del envejecimiento en el subdesarrollo y su aplicación a los países de la subregión, y con la actualización de los nuevos indicadores que complementan o rectifican los tradicionales. En la economía política, con la identificación de la solidaridad (o falta de la misma) como elemento articulador de los estados sociales y de la relación Estado-ciudadano, y con la aplicación a los países de la subregión de la teoría de la economía política del envejecimiento, intrínsecamente crítica, o dicho de otro modo, crítica de origen. En los derechos humanos de las personas mayores con la clasificación y crítica de los contenidos de la Convención, así como la preparación hacia la justiciabilidad, tutela efectiva por parte del Estado o positivización de los derechos contenidos en el articulado. Es preciso mencionar que si bien se trata de un proyecto pluri o multidisciplinario, a partir del mismo pueden establecerse ciertas pautas para una propuesta interdisciplinaria en la comprensión de un fenómeno tan multidimensional como el envejecimiento. Finalmente, quiero expresar mi más profundo agradecimiento al maestro Rubén Ruiz Guerra y al doctor Adalberto Santana. A mis colegas del CIALC por el ambiente laboral y el reto intelectual que supone compartir con ellos este espacio de pensamiento e investigación. A todos mis compañeros de la Secretaría Administrativa, y a los que dan vitalidad a los departamentos de Sistemas y Publicaciones.

Envejecimiento en Centroamérica y el Caribe

MXN

MXN$279

0