No tiene artículos en su carrito de compras.

Total: MXN$0
Libros UNAM

El espectador pensante. El cine de Jorge Sanjinés y el Grupo Ukamau

El espectador pensante. El cine de Jorge Sanjinés y el Grupo Ukamau

 

ISBN: 9786070295706

Autor(es): David M. J. Wood

Editor/Coeditor/Dependencia Participante: Instituto de Investigaciones Estéticas / La Carreta Editores E.U.

Formato: Libro Impreso

Disponibilidad: En existencias

Special Price MXN$259

Precio Habitual: MXN$370

ISBN/ISSN 9786070295706
Entidad Académica Instituto de Investigaciones Estéticas
Edición o Número de Reimpresión 1a edición, año de edición -2017-
Tema Cine y filosofía
Coedición La Carreta Editores E.U.
Número de páginas 187
Tamaño 23 X 17 X 1.2
Terminado o acabado RÚSTICO
Idioma Español

Detalles

Pese a ser uno de los realizadores bolivianos más célebres, gran parte de la filmografía de Jorge Sajinés sigue siendo poco conocida. Cineclubista, autor comprometido, revolucionario e intelectual orgánico, Sanjinés, junto con su grupo Ukamau, ha desarrollado una propuesta sumamente original de realización, exhibición y teorización cinematográficas en el seno de las comunidades indígenas, obreras y estudiantiles que han sido sus principales colaboradores y protagonistas a lo largo de más de medio siglo de creación audiovisual. Este volumen analiza el conjunto de su obra, desde sus primeras incursiones en la realización fílmica y la promoción de la cultura cinematográfica en la década de 1950, pasando por su labor al frente del Instituto Cinematográfico Boliviano en la siguiente década y su subsecuente surgimiento como referente clave del Nuevo Cine Latinoamericano, hasta sus más recientes largometrajes que piensan el lugar de lo popular en la transición democrática y el proceso de cambio. El libro rastrea el camino estético, cuidadosamente trazado, que ha llevado a Sanjinés a mediar entre sectores populares y diversos regímenes políticos, y entre las lógicas culturales de sus colaboradores andinos y las formas y narrativas del cine moderno europeo con el que sus películas han dialogado en el escenario internacional.

David M. J. Wood

David M. J. Wood es doctor en estudios culturales latinoamericanos por el King's College, Universidad de Londres. Desde 2010 es investigador del Instituto de Investigaciones Estéticas (IIE) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Obtuvo el reconocimiento para jóvenes académicos de la UNAM en Investigación en Artes en 2016. Es autor de varios artículos y capítulos en libros sobre cine documental y experimental latinoamericano y sobre archivos fílmicos y cine de compilación, y coeditor de Cine mudo latinoamericano: inicios, nación, vanguardias y transición (2015). Asimismo forma parte del comité editorial del Journal of Latin American Cultural Studies (Londres) y de los consejos editoriales de las revistas Anales del IIE y de Studies in Spanish & Latin American Cinemas.

PREFACIO: LA AVENTURA DE PENSAR A SANJINÉS Por muchas razones, y entre ellas por la propia personalidad del cineasta boliviano Jorge Sanjinés, pocos estudiosos de su obra se han atrevido a escribir sobre ella en Bolivia. No es fácil escribir sobre una obra que a lo largo de los años se ha hecho cada vez más invisible en la medida en que su creador la guarda celosamente, temeroso de que la piratería la difunda en pequeñas pantallas donde su sentido profundo se diluye. Esa preferencia por el acto cinematográfico colectivo reduce a un mínimo las posibilidades de apreciar su cine. Las nuevas generaciones no conocen el cine de uno de los mayores autores del Nuevo Cine Latinoamericano. Me ha tocado hablar en Bolivia en auditorios con varios centenares de estudiantes de comunicación que nunca habían visto Ukamau, Yawar Mallku, El coraje del pueblo o La nación clandestina, para no citar sino algunas de las más emblemáticas. A diferencia de los demás cineastas bolivianos, Antonio Eguino, Marcos Loayza, Paolo Agazzi y otros cuyas películas de largometraje circulan en DVD, las de Sanjinés solamente se exhiben, de vez en cuando, en festivales y eventos especiales. Coleccionarlas, atesorarlas, verlas cuando uno quiere, es imposible. No siempre fue así. Recuerdo que en mis años de estudiante de cine en el Instituto de Altos Estudios Cinematográficos (IDHEC) a principios de la década de 1970 en París, tuve acceso a copias en 16 mm de Revolución y Yawar Mallku. Todavía conservo la descripción plano por plano que escribí a mano de esas dos películas de Sanjinés. Tuve oportunidad no solamente de ver sino de presentar las películas clásicas de Jorge en eventos en Bélgica, Italia, Francia y otros países europeos mientras fungía como representante del Grupo Ukamau a mediados de 1970. Aunque trabajé con Jorge durante la producción de ¡Fuera de aquí! (1976) en Ecuador, y atesoro el relato diario que escribí sobre la filmación en una pequeña libreta de tapas amarillas, nunca más he vuelto a ver ese largometraje en el que cumplí la función de asistente de dirección (además de conseguir prestada en Francia una cámara Arri 16 BL). Las dificultades para ver el cine de Sanjinés y para escribir sobre él las ha tenido que salvar David Wood a lo largo de muchos años de paciente investigación. Wood es un estudioso nacido en Inglaterra y radicado en México, cuyos trabajos de investigación destacan por el rigor metodológico, el exhaustivo acopio de información y una aguda capacidad de análisis. Su trabajo sobre Sanjinés pone en relieve esas tres virtudes del estudioso que no ha abordado desde lejos la cinematografía de uno de los más importantes cineastas bolivianos, sino que se ha tomado el trabajo de llegar a Bolivia al menos en tres ocasiones (2003, 2008 y 2014), de empaparse del contexto y de revisar en la Cinemateca Boliviana muchas horas de material fílmico. Como todo investigador que se respeta y que respeta el ámbito que investiga, David ha invertido muchos años en este proceso que culmina en la publicación de un libro. Desde septiembre de 2008 en que coincidimos en México, me ha hecho parte de su aventura de pensar el cine de Jorge Sanjinés, compartiendo el proceso de investigación y las versiones sucesivas de este libro estructurado en cinco capítulos y un epílogo abierto, a través de los cuales reconstruye de modo analítico la trayectoria excepcional, diversa y a veces contradictoria del cineasta boliviano. El recorrido de David Wood es profundo en la medida en que no se limita a las películas, sino también a las ideas expresadas por Sanjinés en sus textos de autorreflexión sobre temas que tienen que ver con la visión de "autor" cinematográfico en el sentido europeo, que Sanjinés rechaza enfáticamente aunque cada vez más, a mi parecer, se afirma en los hechos como tal. En todas sus películas su ideología y su visión plástica como realizador se impone de manera contundente. Para desarrollar su análisis tomando en cuenta el contexto personal de Sanjinés, Wood se remonta a fines de la década de 1950 cuando el cineasta boliviano todavía en borrador transita por los estudios de filosofía y por los impulsos literarios hasta decidirse definitivamente por el cine, aunque sus primeros cortometrajes producidos en el marco del aprendizaje del cine en Chile, no se han conservado. La emergencia del cineasta boliviano no se explicaría sin el movimiento del Nuevo Cine Latinoamericano que inician los cineastas brasileños (Nelson Pereira dos Santos), cubanos (Tomás Gutiérrez Alea, Julio García Espinosa) y argentinos a fines de la década de 1950 y en los primeros años de 1960. A ellos se sumarian rápidamente desde 1964 cortometrajes de Mario Handler (Uruguay), Raúl Ruiz (Chile), y del propio Jorge Sanjinés, entre otros muchos que le darían cuerpo al Nuevo Cine Latinoamericano. No solamente de ese contexto imprescindible se ocupa David Wood sino también de la trayectoria del cine boliviano que intersectó Sanjinés al comenzar a trabajar en Bolivia, muy particularmente el cine pionero de Jorge Ruiz, que es su precedente más inmediato tanto por sus preocupaciones sociales, como por una estética donde la ficción se enriquece con una mirada documental sobre la realidad a través de la participación de actores naturales. En el plano de la teoría Wood subraya en los primeros escritos de Sanjinés las lecturas de teóricos europeos, solamente para mostrar que desde el inicio de su actividad el cineasta optó por desarrollar su propia reflexión sobre la estética y la política del quehacer cinematográfico. Película tras película, David Wood se enfrasca en un análisis meticuloso de los argumentos, la estética, el impacto político social y la crítica que en su momento o más tarde se acercó a cada una de las obras, sin dejar a un lado las anécdotas y testimonios narrados por quienes vivieron de cerca cada etapa. Sin complacencia y con mucha integridad intelectual el estudioso de la trayectoria de Sanjinés esboza un panorama de luces y sombras. Ésta es una obra de análisis crítico, según demuestra en cada página. Próximo a cumplir ocho décadas de vida Jorge Sanjinés no ha dejado de dirigir cine. A partir de Insurgentes su cercanía con el gobierno de Evo Morales le ha permitido montar proyectos cinematográficos ambiciosos con apoyo oficial. Su largometraje más reciente, Juana Azurduy, guerrillera de la patria grande abordará nuevamente un episodio histórico fundamental en la creación del Estado republicano. Para David Wood el desafío continúa porque analizar el conjunto de la obra de un cineasta cuya actividad no ha culminado todavía podría entrañar el riesgo de dejarse llevar por los acontecimientos políticos y sociales más recientes, sin tomar la distancia crítica y analítica necesaria en un trabajo tan abarcador como este. La garantía de que esto no suceda es el rigor científico del investigador que se aproxima a la realidad sin prejuicios, con compromiso pero también con distancia, con el único propósito de contribuir en la creación de nuevo conocimiento que permita a las nuevas generaciones recuperar la memoria tantas veces extraviada. ALFONSO GUMUCIO DAGRON La Paz, agosto de 2014

El espectador pensante. El cine de Jorge Sanjinés y el Grupo Ukamau

MXN

MXN$370

0