No tiene artículos en su carrito de compras.

Total: MXN$0
Libros UNAM

El cuerpo como vestigio biológico, simbólico y social: víctimas sacrificadas en el Templo de

El cuerpo como vestigio biológico, simbólico y social: víctimas sacrificadas en el Templo de Quetzalcóatl en Teotihuacan

 

ISBN: 9786070277801

Autor(es): González Sobrino, Blanca Zoila

Editor/Coeditor/Dependencia Participante: Instituto de Investigaciones Antropológicas / Facultad de Filosofía y Letras

Formato: Libro Impreso

Disponibilidad: En existencias

MXN$250
ISBN/ISSN 9786070277801
Entidad Académica Instituto de Investigaciones Antropológicas
Edición o Número de Reimpresión 1a edición, año de edición -2017-
Tema Antropología
Colaborador Facultad de Filosofía y Letras
Número de páginas 176
Tamaño 23 x 15.5 x 1
Terminado o acabado rústico
Idioma Español
Contenido Índice, Preámbulo a la segunda edición | 13 Presentación | 15 Agradecimientos | 17 Introducción | 19 I. El ritual | 29 Aspectos teóricos | 29 Metodología | 34 Rito y mito | 42 II. Aspectos arqueológicos e históricos | 47 Antecedentes arqueológicos | 47 Interpretaciones arqueológicas e históricas |52 El mito de creación | 54 III. La construcción de la estructura ritual en el Templo de Quetzalcóatl | 59 Análisis de la estructura | 59 IV. Indicadores de estrés, salud y nutrición | 87 Aspectos teóricos y metodología | 87 Condiciones nutricionales | 98 Reacciones infecciosas | 112 Enfermedades dentales | 117 Enfermedades degenerativas de las articulaciones | 121 Desgaste dental | 123 Traumatismos | 126 Observaciones |128 V. Resultados y conclusiones | 133 Correlaciones simbólicas, sociales y biológicas | 133 Aspectos estadísticos | 156 Bibliografía | 159 Índice de ilustraciones | 171

Detalles

En el Templo de Ouetzalcóatl se encontró gran cantidad de esqueletos y ofrendas cuya disposición está ligada con el contexto cosmogónico prehispánico. Los estudios, predominantemente arqueológicos, se amplían en este libro con fuentes de naturaleza biológica útiles para reconocer la representación simbólica de distintos grupos sociales. El estado de salud expresa indirectamente la situación de las agrupaciones sociales y es probable que esta división esté también presente en el ritual. Para confirmar esto, la autora analizó datos sociales, cosmogónicos, arqueológicos y biológicos, con base en la metodología de la corriente antropológica estructuralista, e integra otro tipo de información para explicar más consistentemente estos hallazgos.

González Sobrino, Blanca Zoila

Investigadora Titular B, TC‚ definitivo PRIDE:C SNI:I. Doctorado en Antropología, Facultad de Filosofía y Letras, UNAM, 2003. Entre sus temas de interés se encuentran Genética de poblaciones, cosmovisión y salud en la población mexicana prehispánica y contemporánea; y Genética y cultura.

Teotihuacan, la gran metrópoli prehispánica que durante varias centurias dominó el ámbito mesoamericano, ha interesado desde siempre a propios y extraños. La atención científica a las interrogantes que entraña el origen, la vida y el destino de la gran urbe dieron lugar desde hace más de un siglo a numerosos trabajos y disquisiciones que poco a poco han develado algunas facetas del complejo fenómeno que representa este sitio arqueológico. Una complejidad que pareciera se niega a ser aprehendida cuando surgen a la luz nuevos elementos que modifican el conocimiento antes establecido. En los últimos lustros, los trabajos arqueológicos realizados en el propio centro ceremonial revelaron una información rica sobre la dinámica socio-cultural y las manifestaciones ideológicas del Estado teotihuacano. Así, el descubrimiento de un sacrificio masivo en el Templo de Quetzalcóatl, constituido por más de cien individuos y ya entrevisto en los trabajos de Dosal y Rubín de la Borbolla hacia la tercera y cuarta décadas del siglo XX, tiene un significado de particular relevancia. La identificación antropológica de los sujetos sacrificados se constituyó en una meta inmediata. Se acudió a las herramientas de la antropología física, teniendo siempre en cuenta el registro del contexto arqueológico de los enterramientos. Se estableció así la edad, el sexo y algunas características físicas y el patrón de distribución de los sujetos inhumados. Pero tejiendo más fino ¿por qué no ir más adelante en este análisis? Tal es el caso del comportamiento ritual y el significado simbólico de este acto sacrificatorio. La tarea mencionada se aborda en el texto que ahora sale a la luz. La autora tuvo la vivencia directa de la exploración de alguno de los entierros del Templo de Quetzalcóatl; a partir de su formación en antropología física, incursiona en caminos y métodos que permiten ahora abordar este objetivo; ensaya la aplicación del método estructuralista con el fin de sistematizar y hacer coherentes argumentos para explicar el cuerpo humano o algunas de sus características, en un contexto eminentemente simbólico, que es el que corresponde a los rituales. Este enfoque hace del presente trabajo un aporte original y productivo en el camino de una antropología comprensiva de la complejidad de los fenómenos humanos, evitando las tendencias de hiperespecialización que operan en las diferentes ramas de la antropología y que conducen con mucha frecuencia a abordajes restringidos y a formalizar la fragmentación de la realidad, con seguimientos metodológicos y técnicos que truncan la posibilidad de lograr una integración coherente del conocimiento. Esta obra constituye, por lo tanto, un avance hacia la perspectiva interdisciplinaria, que no sólo abarca la aplicación acuciosa de los métodos de la antropología física sino que explicita la pertinencia de argumentaciones arqueológicas y su relación con la cosmovisión prehispánica; más aún, propicia con ello la integración de datos aparentemente excluyentes ensayando, como se ha mencionado, un marco metodológico estructuralista. Sus propuestas toman en consideración el problema de la ruptura o continuidad en las concepciones religiosas del centro de México desde el periodo Clásico hasta el Posclásico. Nos place ahora presentar esta obra que fue la primera tesis de maestría del nuevo programa de Posgrado en Antropología de la UNAM, cuyo plan de estudios ha estimulado la colaboración y convergencia de las ramas de la antropología como la forma más adecuada de aproximarnos al conocimiento del fenómeno humano. El trabajo de la doctora González Sobrino recibió el premio Javier Romero a la mejor tesis de maestría en antropología física, correspondiente a 1998, que otorga el Instituto Nacional de Antropología e Historia; se publica hoy con el beneplácito del propio Posgrado en Antropología de la UNAM. Nos congratulamos de que se edite este texto que, por su calidad y carácter innovador, bien puede considerarse está destinado a abrir brecha en la antropología del siglo xxi. Carlos Serrano Sánchez Universidad Nacional Autónoma de México.

El cuerpo como vestigio biológico, simbólico y social: víctimas sacrificadas en el Templo de Quetzalcóatl en Teotihuacan

MXN

MXN$250

0