No tiene artículos en su carrito de compras.

Total: MXN$0
Libros UNAM

El archivo histórico de la UNAM: cincuenta años de aportaciones y vinculación con la sociedad

El archivo histórico de la UNAM: cincuenta años de aportaciones y vinculación con la sociedad

 

ISBN: 9786070285684

Autor(es): Carreño Alvarado, Gloria Celia / Flores Padilla, Georgina / Monroy Casillas, Ilihutsy

Editor/Coeditor/Dependencia Participante: Instituto de Investigaciones Sobre la Universidad y la Educación

Formato: Libro Impreso

Disponibilidad: En existencias

Special Price MXN$140

Precio Habitual: MXN$200

ISBN/ISSN 9786070285684
Entidad Académica Instituto de Investigaciones Sobre la Universidad y la Educación
Edición o Número de Reimpresión 1a edición, año de edición -2016-
Tema Estudios sobre la Universidad
Número de páginas 176
Tamaño 22.7 x 16.8 x 1.2
Terminado o acabado rústico
Contenido PRESENTACIÓN
Gloria Celia Carreño Alvarado, Georgina Flores Padilla,
Ilihutsy Monroy Casillas y Gustavo Villanueva Bazán 9
LA ARCHIVÍSTICA EN LA UNAM ANTES DEL AHUNAM
Ilihutsy Monroy Casillas y Alma Leticia Gómez Gómez 15
SUS FUNDADORES (1964-1981)
Francisco de la Cruz Vázquez 29
SU DESARROLLO INSTITUCIONAL
Enrique Lira Soria 43
LA CONFORMACIÓN DE SU ACERVO
Georgina Flores Padilla 55
LA PROFESIONALIZACIÓN Y CAPACITACIÓN ARCHIVÍSTICA,
UN RETO PARA ENFRENTAR LA RESPONSABILIDAD DEL ARCHIVO
Gloria Celia Carreño Alvarado 73
CINCUENTA AÑOS DE PRÁCTICAS ARCHIVÍSTICAS
Ilihutsy Monroy Casillas y Alma Leticia Gómez Gómez 83
LA ESTRUCTURA: DEL LABORATORIO GRÁFICO
Y DE RESTAURACIÓN A LA SECCIÓN DE ACERVO GRÁFICO (1985-1995)
Leticia Medina Rodríguez 101
LOS REGISTROS EN IMÁGENES:
INGRESOS DE FONDOS Y COLECCIONES
Paulina Michel 111
EL FONDO HERIBERTO JARA CORONA
Luz María Jiménez Molotla 125
EL AHUNAM, LAS RELACIONES INTERNAS Y EL SISTEMA INSTITUCIONAL DE ARCHIVOS
Gustavo Villanueva Bazán 135
EL AHUNAM. EN BUSCA DE UN CAMINO INSTITUCIONAL
Celia Ramírez López 149
EL ARCHIVO HISTÓRICO DE LA UNAM
Y LA CREACIÓN DE REDES DE ARCHIVISTAS
Gustavo Villanueva Bazán 157

Detalles

En 2014 se cumplieron 50 años de la fundación del Archivo Histórico de la UNAM (AHUNAM).
Desde sus inicios, su principal función ha sido preservar, conservar, organizar, describir y difundir los documentos que de manera cotidiana produce nuestra universidad y que, con el paso del tiempo, se han convertido en la memoria escrita y en la base fundamental de su historia. Como dijera Paul Ricoeur, "La historia es de principio a fin escritura y, en este sentido, los archivos constituyen la primera escritura a la que se enfrenta la historia". La obra recoge 11 textos, elaborados por personal académico del AHUNAM, que abordan diversos momentos, procesos y episodios que dan cuenta del quehacer archivístico y forman parte de la historia de este archivo que se ha convertido en la memoria histórica de la Universidad Nacional Autónoma de México.

Carreño Alvarado, Gloria Celia

Licenciatura en Historia, Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo. Es Técnico académico Asociado C en IISUE-UNAM.

Flores Padilla, Georgina

Licenciatura en Historia, UNAM. Técnico académico Titular B, IISUE-UNAM. Especialidad en: Archivística y paleografía.

Monroy Casillas, Ilihutsy

Maestría en Historia, UNAM. Técnico académico Asociado C en el IISUE, UNAM.

El Archivo Histórico de la Universidad Nacional Autónoma de México (AHUNAM) se estableció a partir del interés y necesidad de rescatar la memoria institucional, dispersa en diversos soportes y técnicas de elaboración documental en algunas dependencias universitarias. La exposición "La Universidad de Ayer y de Hoy", que se montó en el primer piso de la Biblioteca Central en 1962, hizo evidente la carencia de una memoria histórica institucional sistematizada, pero también fue un buen acicate para su disposición en un recinto universitario, al menos en el caso de la documentación. En consecuencia, se rescataron y recopilaron los documentos más antiguos que se mantenían desperdigados en las instancias universitarias. Además, se planteó la necesidad de organizarlos y describirlos para ser utilizados por los estudiosos de la historia institucional. Surgió así también la posibilidad de una primera y primaria clasificación de los documentos, sin importar mucho si eran o no de archivo; es más, sin siquiera cuestionarlo, porque las condiciones no lo requerían, más bien se precisaba distinguir las clases documentales (documentos en papel, libros, piezas, objetos, entre otras). En consideración a estas circunstancias, la maestra Guadalupe Pérez San Vicente, impulsora de la creación de este Archivo, fue nombrada su primera jefa en 1964, fecha en que concentró las tareas para rescatar los documentos y obras que transmitieran la historia de la Universidad. Esta primera etapa del Archivo se asentó, como en muchos casos conocidos, en una instancia bibliotecaria, en este caso la Dirección General de Bibliotecas, pues no había la precisión metodológica acerca de la distinción entre una y otra, además de que archivos y bibliotecas habían caminado juntos. Sin embargo a los pocos arios, en 1969, se iniciaron las transferencias del Archivo General o Administrativo al Archivo Histórico, prácticas ya propiamente archivísticas y con objetivos que iban más allá del rescate y se encaminaban hacia el desarrollo de un concepto de ciclo vital del documento y su imprescindible paso de un archivo a otro con base en sus valores y vigencias. En 1976 el destino del AHUNAM se unió al del entonces Centro de Estudios sobre la Universidad (CESU). De este modo, inició una etapa de institucionalización y desarrollo académico con el objetivo claro de ser la fuente fundamental para los estudios que se realizaran sobre la Universidad. El Archivo incrementó la adopción de fondos y colecciones que no estaban relacionados con la temática universitaria o que no procedían de alguna de sus dependencias, es decir, de los llamados grupos documentales incorporados, práctica que contaba con varios casos desde su fundación. Al parecer, el crecimiento del acervo se realizó para responder al mandato de servir como fuente para la investigación, ya que se recibieron fondos y colecciones -si bien muy interesantes- no tan relevantes para la memoria universitaria y, por ello, algunos fueron poco o nada consultados. Esta etapa se caracterizó por el crecimiento y la búsqueda de una utilidad concreta del Archivo, con la premisa de rescatar las fuentes y la memoria perdida entre muchos papeles abandonados. También fue una etapa de consolidación en la que, tal vez, como una manera de justificar su existencia, el Archivo acrecentó tanto sus agrupaciones documentales como los usuarios, con el fin de darle un sentido social rentable que lo legitimara ante el público. Una nueva etapa inició a finales de la década de 1980, cuando el AHUNAM realizó intentos sistemáticos por aprender y desarrollar un conocimiento archivístico, basado principalmente en la corriente española y, en general, la iberoamericana. Se empezó a hablar del ciclo vital del documento y se procuró establecer un sistema de archivos en la Universidad, se adoptó el principio de procedencia y orden original; además, se buscó su aplicación en los fondos y hasta en algunas de las colecciones de documentos que ingresaron al Archivo. A partir de la siguiente década, se emprendieron las labores para compartir los conocimientos que se generaban y aprendían en materia archivística por medio de cursos y de un diplomado, cuyo propósito también era tener un acercamiento con la sociedad y específicamente con la comunidad archivística a nivel nacional. Hacia finales de la década de 1990 se planteó la necesidad de compartir experiencias, conocimientos, métodos, así como todo el desarrollo en la búsqueda del conocimiento archivístico entre pares nacionales y extranjeros. Asimismo, la capacitación del personal trascendió los tanteos que se daban de manera interna y hasta autodidacta, y se aprovecharon los cursos y la capacitación que ofrecían las instancias internacionales en la materia. Iniciaba entonces una tercera etapa de búsqueda que logró la consolidación institucional del Archivo, el acercamiento con la teoría y la práctica archivística, el desarrollo académico, el contacto con la comunidad archivística -tanto universitaria como nacional y hasta internacional, principalmente de Iberoamérica-, d dar y recibir capacitación en distintos niveles, en fin, una etapa de logros incipientes que hicieron merecedor al AHUNAM de la mención al Mérito Archivístico, otorgada por el Archivo General de la Nación. En el presente siglo podríamos hablar de una nueva etapa de consolidación con base en una mayor profesionalización de su personal y de la participación en eventos tanto nacionales como internacionales, de la aplicación de una metodología archivística que se establece a través de un manual y se comparte en cursos y publicaciones, de la iniciativa y participación en la creación de redes de archivistas nacionales e iberoamericanas, de atención a los retos que implica la irrupción de las tecnologías de la información y comunicación y, en general, de una mayor participación del Archivo con la comunidad archivística que, en la actualidad, debe atender, como sujeto obligado de la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, los reclamos de transparencia y acceso a la información. Esta nueva etapa de consolidación, en conjunto con las otras que hemos mencionado de manera somera, nos dan una idea del desarrollo del AHUNAM a través de sus primeros cincuenta años, que si bien conmemoramos un poco tarde, no podemos ignorar su importancia para la memoria histórica de la Universidad y para el desarrollo de la archivística nacional. Los textos de la presente publicación -escritos por el personal académico del AHUNAM- son resultado de un largo proceso destinado a celebrar al Archivo Histórico, que incluyó una convocatoria y la coordinación de los trabajos en sintonía con muchas otras actividades institucionales para conmemorar este aniversario. Se refieren a diversos momentos, procesos, episodios y, en lo posible de manera general, a todo aquello que ha caracterizado la existencia del AHUNAM y su incidencia en el desarrollo institucional, así como al contexto nacional donde se origina; además, recorre los caminos hacia el logro de sus objetivos de preservar, organizar, describir y difundir el bagaje documental que testimonia el pasado institucional. Conviene decir que, en muchos casos, no sólo apelamos a la institución y su pasado sino también a su presente a través de sus colecciones de documentos; más aún, podremos referirnos no sólo a la historia institucional sino que, por medio de sus fondos y colecciones incorporados como parte del patrimonio documental, a algunas de la etapas relevantes de nuestra historia nacional. En el primer texto, "La archivística en la UNAM antes del AHUNAM", de Ilihutsy Monroy y Alma Leticia Gómez, se presenta un panorama acerca de las actividades y discusiones archivísticas internacionales y en la Universidad Nacional antes de 1964, con énfasis en los procesos de clasificación documental por medio de los cuadros elaborados para tal efecto durante varios años. Francisco de la Cruz Vázquez, en su trabajo "Sus fundadores (1964-1981)", nos acerca a los inicios del Archivo a través de la figura de los pioneros; las vicisitudes, los retos y las gestiones que realizaron para hacer realidad la custodia y permanencia de la memoria institucional manifestada en los documentos. Enrique Lira Soria, en su artículo titulado "Su desarrollo institucional", proporciona una visión general sobre el AHUNAM en sus diferentes facetas, sus antecedentes, origen y desarrollo hasta las épocas más recientes. Sobre el ingreso de los fondos y colecciones de documentos nos habla Georgina Flores en su texto "La conformación de su acervo". Mediante la utilización de cuadros, ilustra la manera en que se ha conformado el acervo desde su inicio hasta la actualidad. Gloria Celia Carreño trata la formación archivística en el AHUNAM y realiza un balance de la capacitación archivística (formal e informal) a lo largo del país y en diversos momentos. Su análisis aterriza en el AHUNAM, la capacitación del personal para el mejor desempeño de sus tareas y la otorgada por el Archivo a otras instancias en aras de una mejor concepción, tanto universitaria como nacional, de la ciencia archivística. En un segundo texto, Ilihutsy Monroy y Alma Leticia Gómez nos introducen en el desarrollo histórico de los procesos archivísticos. Si bien el capítulo se enfoca fundamentalmente a los procesos de organización y descripción, nos presentan un panorama de la concepción archivística, así como algunos resultados del mismo en materia de cuadros de clasificación y elaboración de instrumentos descriptivos, tanto en soporte tradicional y papel como digital en bases de datos, cuya elaboración en el Archivo se inició a finales de la década de 1990. La estructura que ha tenido el AHUNAM a lo largo del tiempo y específicamente en lo relativo a la parte gráfica, es presentada por Leticia Idolina Medina en su texto "La estructura: Del Laboratorio gráfico y de restauración a la Sección de Acervo Gráfico (1985-1995)", que si bien a principios del presente siglo se decidió fusionar con la Sección de Acervo Documental y formar finalmente la de Organización y descripción, estos antecedentes nos muestran la manera en que se concibió el procesamiento archivístico, al diferenciar lo textual de lo gráfico y, con ello, el archivo como conjunción documental. Los textos "Los registros en imágenes: ingresos de fondos y colecciones", de Paulina Michel, y "El Fondo Heriberto Jara Corona", de Luz María Jiménez Molotla, muestran la importancia de los contenidos del acervo documental del AHUNAM en fondos y colecciones textuales y gráficos, así como ciertas características del tratamiento archivístico que se desarrolla en los mismos. En ambos textos se presentan los casos específicos del tratamiento y la importancia de algunos grupos documentales. Celia Ramírez, quien fuera coordinadora del Archivo durante más de diez años, analiza en "El AHUNAM. En busca de un camino institucional" la manera en que el archivo desarrolló sus procesos en el marco institucional y académico que le ofreció el Centro de Estudios Sobre la Universidad, así como el natural avance en la teoría y práctica archivísticas. Asimismo presenta los logros del Archivo durante el periodo 1991-2003, mismos que también reflejan la búsqueda por consolidar el AHUNAM en un contexto archivístico más amplio, tanto en el ámbito nacional como internacional. Finalmente Gustavo Villanueva -quien también ocupó la Coordinación del Archivo-, a través de "El AHUNAM, las relaciones internas y el Sistema Institucional de Archivos" y "El Archivo Histórico de la UNAM y la creación de redes de archivistas", presenta las pruebas que, desde finales del siglo pasado, se realizaron con el fin de incidir en las prácticas archivísticas al interior de la Universidad mediante la reciente implantación de un Sistema Institucional de Archivos. También consigna la búsqueda y logros por cohesionar las tareas, prácticas y pensamiento archivístico por medio de la Red Nacional de Archivos de Instituciones de Educación Superior -en cuya creación tuvo una participación definitiva- y, en el plano iberoamericano, mediante la creación de la Red Iberoamericana de Archivos de la Educación Superior, en la cual también participa desde su concepción. En suma, la presente lectura permitirá conocer al AHUNAM en sus diversos aspectos y momentos, procesos y contenidos, acciones y pensamientos, logros e intentos -no siempre con los finales esperados-. A partir de este recuento, se vislumbra el presente del Archivo en el contexto de transparencia y de acceso a la información, de tecnologías y de mercadotecnias, de normalización y certificaciones, de nuevos espacios y retos para la conservación, así como de nuevos paradigmas, como se nombra a los cambios que siempre han tenido que enfrentar las instituciones archivísticas. Este conjunto de escritos representa un homenaje al AHUNAM, así como a todo aquello que giró en torno suyo para dar, en su conjunto, ese panorama institucional que, desde su fundación, se conserva en beneficio de la identidad universitaria y lo que ella significa en el alma y ser de lo mexicano. Los documentos que el Archivo ha conservado, organizado, descrito y difundido de manera cotidiana se produjeron como parte de la gestión administrativa de la UNAM, ahora, con el paso del tiempo, se han convertido en memoria escrita, base fundamental de la historia. Como estableció Paul Ricoeur, "la historia es de principio a fin escritura y, en este sentido, los archivos constituyen la primera escritura a la que se enfrenta la historia".

El archivo histórico de la UNAM: cincuenta años de aportaciones y vinculación con la sociedad

MXN

MXN$200

0