No tiene artículos en su carrito de compras.

Total: MXN$0
Libros UNAM

Deseografías

Deseografías Una antropología del deseo

 

ISBN: 9786072812727

Autor(es): Parrini, Rodrigo

Editor/Coeditor/Dependencia Participante: Dirección General de Publicaciones / Universidad Autonoma Metropolitana / Centro de Investigaciones y Estudios de Género

Formato: Libro Impreso

Disponibilidad: En existencias

Special Price MXN$280

Precio Habitual: MXN$400

ISBN/ISSN 9786072812727
Entidad Académica Dirección General de Publicaciones
Edición o Número de Reimpresión 1 edición, año de edición -2018-
Tema Sociología
Coedición Universidad Autonoma Metropolitana
Colaborador Centro de Investigaciones y Estudios de Género
Número de páginas 504
Tamaño 23 x 16.5 x 2.5
Terminado o acabado rústico
Idioma Español

Detalles

En septiembre de 1994, un grupo de personas de Tenosique, una ciudad ubicada en la frontera sur de México, anunció públicamente la creación del Club Gay Amazonas que, en lo consecutivo, "lucharía por el orgullo gay" en esa localidad. Este libro relata la experiencia del colectivo y, a partir de ella, elabora una antropología del deseo. Las Deseografías intentan transformar el deseo en un objeto de estudio etnográfico y elaborar una escritura sobre él. Una etnografía del deseo constituye un ejercicio en que el etnógrafo trabaja con sus procesos y materiales (psíquicos, emocionales, corporales, inconscientes, políticos, estéticos), a la vez que explora los mundos que intenta estudiar. Eso sería, a fin de cuentas, una deseografía: la labor sobre uno mismo en mundos múltiples y singulares, con y a través de los otros.

Parrini, Rodrigo

Es profesor-investigador del Departamento de Educación y Comunicación de la Universidad Autónoma Metropolitana, Xochimilco. Doctor en antropología por la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa. Ha realizado diversas investigaciones de corte cualitativo y publicado artículos académicos en el campo de la sexualidad, género, corporalidad y prácticas culturales. En la actualidad investiga los flujos migratorios que transitan por el municipio de Tenosique, en la frontera sur de México, y los procesos socio-culturales que generan en esa localidad. Colabora con la compañía Teatro Línea de Sombra y el colectivo Teatro Ojo en un proyecto que explora los potenciales etnográficos de las prácticas artísticas y los horizontes metodológicos que inaugura el diálogo entre el teatro y la antropología. También coordina el proyecto Archivos del desierto, apoyado por el Fonca, que interroga los archivos artísticos sobre Ciudad Juárez que conserva Línea de Sombra.
En estos momentos escribe el segundo volumen de Deseografías, dedicado a las tecnologías del deseo, y un libro de ensayos sobre posmasculinidad.

Deseografias de Rodrigo Parrini es un texto complejo y estimulante, escrito con rigor académico y erudición intelectual, que plantea una reflexión novedosa y formula preguntas valiosas, relevantes y de una gran creatividad. Parrini investiga y acompaña al Club Amazonas de Tenosique y documenta el proceso histórico en el que el deseo homoerótico adquiere visibilidad social y capacidad de producir un discurso legítimo. Así, da cuenta del proceso de subjetivación política que constituyó un discurso público por parte de las minorías sexuales en esa pequeña ciudad de Tabasco. A partir del proceso de organización ciudadana de cara a la epidemia del VIII, Parrini reflexiona sobre cómo lo real múltiple de lo sexual y lo erótico ha sido traducido localmente a lo abstracto de la sexualidad. Nos hace saber que el misterio político que lo inquietó fue cómo el Club pudo producir prácticas políticas sin articular un discurso sistemático, cómo realizó intervenciones políticas con un soporte organizacional débil, y cómo logró transformaciones sin un proyecto emancipatorio evidente. Con su trabajo antropológico, Parrini encuentra que el Club es un factor de sexualización y lo considera, más que como una escenificación de sintomatologías individuales que necesitan ser interpretadas y desplazadas, como una producción subjetiva del deseo. Así explora ese dispositivo de la sexualidad en Tenosique para pensar el deseo. Parrini investiga las formas, singulares y comunes, en que los hombres del Club Amazonas se ven a sí mismos, y se propone el desciframiento de su objeto de investigación -el deseo- mediante una etnografía. Así, realiza una larga investigación de campo (nueve años), donde se plantea cuestiones sustantivas sobre las formaciones y prácticas biopolíticas en Tenosique. La pregunta tutelar de Parrini, según él mismo, es la de Deleuze: ¿cómo es posible la producción de algo nuevo en el mundo? Pues bien, lo nuevo en la literatura antropológica es la manera en que Parrini aborda tan frontalmente la pregunta por el deseo. Su trabajo linda con la antropología psicoanalítica, que ubica el lugar del psiquismo, de naturaleza necesariamente individual, en la construcción de los hechos culturales de factura colectiva por definición. En toda investigación etnográfica se abre un espacio intersubjetivo, y Parrini registra el flujo de pulsiones que significa la relación de investigación, muy en la línea de Devereux. El antropólogo reconoce que en Tenosique, además de su legitimidad intelectual, su presencia en sí misma produjo efectos de transferencia y contratransferencia. Sus largos años de trabajo de campo en Tenosique le permiten mostrar las posiciones de deseo como condensaciones sociohistóricas con flujos de deseo que atraviesan los campos sociales y las subjetividades. La subjetividad es el piso sobre el cual se entrelazan una serie de cambios históricos y aparatos morales: en el surgimiento de nuevas formas de involucramientos privados y públicos, así como en una nueva forma de autoridad política. Por ello, según Parrini, la identidad como una metapráctica representará una articulación específica de las homoprácticas y permitirá la emergencia de un sujeto distinto, como el maestro que rechaza la plaza porque elige la putería. Lo gay es la metapráctica más densa y relevante, y Parrini registra la reconfiguración de significados, que van de "puto" a gay, mostrando cómo el Estado, que no dialoga con "putos", sí lo hace con gays. Si ya es dificil pensar el deseo en relación con las prácticas de la investigación antropológica, más lo es la dificultad de convertir al deseo en objeto etnográfico. Parrini asume la antropología como una práctica deseante y transforma la investigación académica al producir una modificación del dispositivo etnográfico, pues lo asume también como práctica deseante. Así encara una pregunta clave que él mismo se formula: ¿por qué termina la ciencia cuando empieza la subjetividad? Da la impresión de que en vez del estudio de una economía libidinal a la Lyo-tard, Deseografías es más un estudio de una ontología libidinal. Todos los seres humanos estamos cruzados por el deseo. Y aunque la reflexión de Parrini no es psicoanalítica, usa varios de sus conceptos, pues el psicoanálisis ya es parte del mapa epistémico de la modernidad. En ese sentido, el antropólogo señala que en el orden sexual de la localidad la homosexualidad coloca a ciertos sujetos en un lugar femenino, organizado fundamentalmente en torno al falo. Parrini escucha el deseo de los otros, sigue su ritmo, toma en cuenta sus signos y habla del deseo como una formación colectiva, que atraviesa lo político y lo social. Pero también habla de él, se muestra y comparte un camino que no es una reflexión narcisista, aunque a veces resulte un strip-tease emocional. Pero lo que hace es objetivar al sujeto de la objetivación. Su investigación es una búsqueda de algunas claves de interpretación y de escritura. En ese sentido, algo absolutamente apasionante de este libro es la forma en que Parrini hace de su propio deseo parte de la exploración, no en términos biográficos, sino principalmente teóricos y reflexivos. Su pregunta "¿qué hacer con nosotros mismos?" apunta no sólo a "objetivar" en el sentido de Bourdieu, sino a analizar qué nos pasa al investigar, como señala Devereux. Parrini plantea el deseo como producción y construcción de lo humano, como productor de diferencias, por lo tanto de nuevos sentidos y de otros vínculos. Él mismo es la prueba fehaciente de que el deseo amplía el campo de lo posible y lo imaginable. Su deseo en Teno-sique actuó como un flujo creativo produciendo efectos interpretativos y teóricos. Parrini muestra las ganas de vivir, de amar y crear que circulan en Tenosique al mismo tiempo que da cuenta del proceso histórico que ha permitido la constitución de un discurso público por parte de las minorías sexuales en ese espacio. En este proceso, el deseo homoerótico adquiere visibilidad social y capacidad de producir un discurso legítimo, que interpela a otros sectores de la sociedad. Así, el deseo, articulado en un movimiento, en un colectivo, amplía el campo de lo posible y de lo imaginable. Deseografías es un libro apasionado e inteligente que, con una escritura espléndida, permite acercarnos a las subjetividades de los integrantes del Club Amazonas, y a la del propio antropólogo. Como un plus, la lectura de este libro nos provoca a explorar otras relaciones entre el saber y el deseo propio, a acercarnos también a nuestra propia subjetividad, lo cual cierra armónicamente un círculo epistemológico. Marta Lamas

Deseografías Una antropología del deseo

MXN

MXN$400

0