No tiene artículos en su carrito de compras.

Total: MXN$0
Libros UNAM

Crédito y crisis de Marx a Minsky

Crédito y crisis de Marx a Minsky

 

ISBN: 9786075240220

Autor(es): Jan Toporowski

Editor/Coeditor/Dependencia Participante: Facultad de economía / Miguel Angel Porrua / S.A. de C.V.

Formato: Libro Impreso

Disponibilidad: En existencias

MXN$320
ISBN/ISSN 9786075240220
Entidad Académica Facultad de economía
Edición o Número de Reimpresión 1a edición, año de edición -2016-
Tema Economía
Coedición Miguel Angel Porrua, S.A. de C.V.
Número de páginas 236
Tamaño 22.7 x 17 x 1.5
Terminado o acabado rústico
Idioma Español

Detalles

Crédito y crisis es un tema recurrente en la historia del capitalismo y en el pensamiento económico. Este libro hace un recorrido teórico sui generis, estudia los autores que, en su época revolucionaron el entendimiento del dinero, las operaciones de las instituciones y el origen de la crisis, poniendo particular énfasis en la relación entre la banca y lasfinanzas. Jan Toporowski discute el tema del dinero las deudas y la crisis en autores críticos alcapitalismo donde destacan Marx y Luxemburgo en los antecesores a la teoría del pensamiento heterodoxo (Hawtrey y Fisher) y los principales representantes del pensamiento heterodoxo, donde destacan J. M. Keynes, M. Kalecki y H. Minsky.

Jan Toporowski

B.Soc.Sc (Birmingham); MSc (Econ), PhD (Birmingham). Professor of Economics and Finance, SOAS University of London.

El 18 Brumario de Luis Bonaparte En el año 2005 fue publicado mi libro Theories of Financial Disturbance (esp. Teorías sobre inestabilidad financiera). Originalmente, fue escrito como una revisión amplia de la bibliografía introducida en otro texto mío titulado The End of Finance (esp. El final del financiamiento). En este último trabajo, tenía el objetivo de poner en evidencia la interconexión estructural entre los mercados de capital, los fondos de pensiones y los derivados financieros. En términos generales, mi propuesta explica cómo es que los fondos de pensiones -que transitan entre superávit y déficit- transforman los mercados de capital en esquemas esencialmente Ponzi. Asimismo, da cuenta de que los derivados financieros -los cuales, en principio, proporcionarían estabilidad a los usuarios no financieros en mercados financieros- terminaron sucumbiendo ante procesos inestables de oferta y demanda. Por su parte, Theories of Financial Disturbance muestra que los orígenes y antecedentes de tales planteamientos se encuentran en la obra de Adam Smith. El autor inglés planteó que las tasas de interés no reguladas causarían que los prodigios y proyectores (ingl. prodigials y projectors) -o lo que actualmente conocemos como derrochadores y empresarios-, con su extravagancia y especulación, desplazarían hacia afuera (ingl. crowd out) la adecuada actividad empresarial del sistema crediticio. Lo anterior explica por qué la visión de Adam Smith sobre la usura fue abandonada en el siglo xix, al tiempo que el laissez-faire se extendía hacia el sistema bancario, provocando que los bancos centrales tuvieran que utilizar la política de tasa de interés para regular las reservas de oro. Theories of Financial Disturbance continúa analizando la evolución de las ideas sobre la banca y las finanzas, así como su efecto desestabilizador a lo largo del siglo xx. Los principales autores que discutieron estas ideas fueron Thorstein Veblen, Rosa Luxemburgo, Ralph Hawtrey, John Maynard Keynes, Irving Fisher, Michal Kalecki, Josef Steindl, John Kenneth Galbraith, Charles Kindleberger y Hyman Minsky. La elección de los autores antes mencionados se hizo sobre la base de una triple clasificación de teorías bancarias y de finanzas. Las teorías del equilibrio de la banca y las finanzas argumentan que todas esas actividades forman parte de un equilibrio general de la economía "real" o no financiera. En un contexto de equilibrio general no puede realizarse ningún tipo de juicios sobre las causas de las perturbaciones económicas, lo cual se debe a que éstas pueden surgir de variaciones provenientes de cualquiera de las partes de la economía financiera o real. Debido a que la mayoría de las teorías financieras utilizan algún método de equilibrio general, se excluye la posibilidad de que las perturbaciones macroeconómicas se originen en el sector financiero. En segundo lugar, se encuentran las teorías que denomino reflexivas. En ellas, las perturbaciones financieras se limitan a reflejar los problemas subyacentes, así como las dificultades y los desequilibrios (o contradicciones) de las economías no financieras. Esto se refleja en buena parte de la literatura marxista, la cual supone que los mercados financieros son un mero reflejo de: las condiciones de la economía "real", la lucha de clases y los cambios en las tasas de beneficios. De forma similar, estas opiniones pueden encontrarse en teóricos de las finanzas, quienes consideran que los mercados financieros son dirigidos por los fundamentos del mercado -por ejemplo, la teoría del Mercado Eficiente de Eugene Fama-. En esta clase de teorías, ni la banca ni las finanzas tienen un papel activo en la determinación de la actividad económica real dado que sólo se limitan a garantizar la oferta de crédito de las actividades no financieras, creando con ello sus propias crisis y desequilibrios. Por último, se encuentran las teorías críticas del financiamiento en las que el crédito asume un papel activo en la inestabilidad del sector no financiero. En síntesis, las teorías discutidas en este libro constituyen los diversos intentos que se han realizado para mostrar cómo es que las finanzas pueden hacer esto. Tanto en Theories of Financial Disturbance como en el presente libro, doy cuenta de una serie de planteamientos teóricos cuyos análisis particulares se encuentran omitidos. El grupo más prominente de autores excluidos en ambos libros se adscriben a la Teoría del Ciclo Económico. Su precursor principal fue Knut Wicksell a quien le siguieron Joseph Schumpeter, John A. Hobson, Ludwig von Hayek y Karl Polanyi. Una pieza clave en todas estas teorías son las finanzas, especialmente en el trabajo de Schumpeter y Hobson. De cualquier manera, todos sus análisis sobre los ciclos económicos se encuentran guiados por factores no financieros, en particular por el ahorro excesivo o la sobreinversión. En el caso de Hayek, ambos factores se vinculan con una política monetaria inapropiada más que por las influencias que emanan del mercado financiero. Un segundo grupo de autores omitidos son aquellos a quienes se les conoce como los "reformadores monetarios", entre los que se destacan: C. H. Mayor Douglas y Silvio Cesen. Estos autores, junto con Hobson y Polanyi, concebían las finanzas como una falla crítica del capitalismo. Sin embargo, carecían de un análisis sistemático, necesario para explicar cómo es que operan tales defectos y para mostrar concretamente los mecanismos que generan problemas para el conjunto de la economía. Cabe señalar que estas deficiencias también se aplican a teorías más recientes, como la de los Nuevos Keynesianos, en donde se ubica a Ben Bernanke y Mark Gertler o la teoría de las burbujas racionales (véanse Bernanke y Gertler, 1989; Bikhchandani, Hirshleifer y Welch, 1992) así como otros intentos que buscan modelar los desequilibrios financieros (por ejemplo, Allen y Gale, 2004). A final de cuentas, en vez de proporcionar una explicación sistemática del funcionamiento de las finanzas en la economía capitalista, todos estos desarrollos teóricos muestran la posibilidad del desequilibrio económico bajo diferentes supuestos y condiciones. Coincidentemente, desde la publicación de Theories of Financial Distur-bance emergió una gran crisis financiera en Estados Unidos y Gran Bretaña, la cual ha afectado considerablemente las economías de América del Norte y Europa. En esta crisis, el papel de las finanzas y la deuda ha impulsado el interés académico sobre las formas en que el sistema crediticio puede perturbar las economías capitalistas. Todo ello dio lugar a una nueva serie de teorías de financiarización (véase Stockhammer, 2012), las cuales descansan sobre una enorme masa de evidencia derivada de una creciente actividad en los mercados financieros y de la expansión de los ingresos financieros. En la actualidad, las teorías de financiarización consideran la actividad financiera y su ingreso como un peso de la usura sobre el resto de las economías, sin proporcionar explicaciones sobre el funcionamiento macroeconómico de las finanzas (véase Michell y Toporowski, 2013). Resta añadir que el libro Theories of Financial Disturbance fue concluido en circunstancias difíciles dado que fui presionado para finalizar dicho texto en el marco del proyecto Leverhulme Fellowship. A la postre, considero insatisfactorio el planteamiento que presenté sobre dos pensadores clave en dicho trabajo: Karl Marx y Hyman Minsky. En el caso de Marx, he cambiado mi punto de vista respecto de haberlo catalogado dentro de la corriente "reflexiva" sobre las finanzas. Este cambio se dio, en gran medida, como resultado de mis conversaciones con Ricardo Bellofiore y a partir de la lectura de Tadeusz Kowalik en torno a la obra clásica de Rosa Luxemburgo (véase Kowalik, 2014). Todo ello también contribuyó a ampliar mi comprensión en torno a la obra de Hyman Minsky incluida en este nuevo volumen, la cual, por cierto, también se benefició gracias a la investigación realizada en el marco del proyecto Financiarización, economía, sociedad y desarrollo sustentable auspiciado por el programa FP7 de la Comisión Europea. Excepto la exposición de Rosa LUxemburgo sobre las finanzas coloniales a finales del siglo xix, otro rasgo distintivo del trabajo que presento ahora es la consideración de la influencia que ejercen las finanzas internacionales en los países en desarrollo. Ahora bien, esto se debe a la colaboración de Noemi Levy Orlik, quien en un capítulo, a título personal, abre nuevos caminos para mostrar cómo contribuyeron las finanzas al desarrollo de los países en vías de desarrollo. Finalmente, en esta segunda exposición sobre las teorías críticas de las finanzas en las economías modernas extiendo mi agradecimiento intelectual a: Riccardo Bellofiore, Victoria Chick, David Cobham, Andy Denis, Gary Dymski, Charles Goodhart, David Gowland, Leslie Fishmant, Geoff Harcourt, Peter Howells, Susan Howson, Jesper Jesperson, Jolm King, Tadeusz Kowalikt, Peter Kriesler, David Laidler, Julio López-Gallardo, Kaziniierz Laski, Tracy Mott, Geert Reuten, Alfredo Saad Filho, Warren Samuelst, Nina Shapiro, Zvi Schloss, Geoff Tily y Randy Wray. Quisiera también reiterar un agradecimiento especial a Noemí Levy Orlik y los colaboradores de los proyectos que ella ha dirigido, quienes han participado en la formación de este libro que surgió hace más de una década. Y, por lo tanto, autorizo gratamente que ella se encargue de la traducción de este libro en coparticipación con Mildred Espíndola. [Diciembre, 2015] JAN TOPOROWSKI

Crédito y crisis de Marx a Minsky

MXN

MXN$320

0