No tiene artículos en su carrito de compras.

Total: MXN$0
Libros UNAM

Bibliología e iconotextualidad: estudios interdisciplinarios sobre las relaciones entre textos e

Bibliología e iconotextualidad: estudios interdisciplinarios sobre las relaciones entre textos e imágenes

 

ISBN: 9786073014229

Autor(es): Garone Gravier, Marina / Giovine Yáñez, María Andrea (editoras)

Editor/Coeditor/Dependencia Participante: Instituto de Investigaciones Bibliográficas

Formato: Libro Impreso

Disponibilidad: En existencias

Special Price MXN$322

Precio Habitual: MXN$460

ISBN/ISSN 9786073014229
Entidad Académica Instituto de Investigaciones Bibliográficas
Edición o Número de Reimpresión 1a edición, año de edición -2019-
Tema Bibliotecología y cultura del libro
Número de páginas 424
Tamaño 22.8 x 16.5 x 2.5
Terminado o acabado rústico
Idioma Español

Detalles

Bibliología e iconotextualidad. Estudios interdisciplinarios sobre las relaciones entre textos e imágenes es un libro único en su tipo en América Latina y una obra pionera en México, pues reúne ensayos que comprenden un amplio arco cronológico y variados objetos de estudio, desde códices prehispánicos hasta obras de la literatura más contemporánea, pasando por muchos hitos de la historia material de la cultura escrita. Los textos de este libro son una clara muestra de las tendencias latinoamericanas actuales en los estudios sobre las relaciones entre textos e imágenes. En ellos se abordan las múltiples vinculaciones entre lo verbal y lo visual como problema de análisis específicamente en el mundo del libro. La obra reúne aportaciones de académicos de diversas especialidades como la literatura, la historia, el diseño gráfico, la historia del arte, entre otras, y se propone problematizar, de manera interdisciplinaria, el tema de la iconotextualidad.

Garone Gravier, Marina

Es doctora en historia del arte por la UNAM, estudió tipografía y diseño editorial en la Escuela de Diseño de Basilea, Suiza. Es investigadora del IIBI de la UNAM y es miembro del Sistema Nacional de Investigadores. Colabora con el Instituto de Arte Americano e Investigaciones Estéticas de la Universidad de Buenos Aires. Ha recibido diversos premios y becas. Sus líneas de investigación son historia del libro, la edición, la tipografía y la cultura visual latinoamericana, las relaciones entre diseño y género.

Giovine Yáñez, María Andrea (editoras)

Es doctora en letras por la UNAM, es investigadora del Instituto de Investigaciones Bibliográficas de la misma institución. Forma parte del Sistema Nacional de Investigadores. Su trabajo gira en torno a la relación entre la literatura y las artes visuales, la iconotextualidad, la intermedialidad, las poéticas visuales en papel y en soportes alternativos, así como la textualidad contemporánea, con especial interés en la literatura electrónica. En 2012 fue galardonada con el Premio Universidad Nacional para Jóvenes Académicos.

PRESENTACIÓN A MANERA DE ANTECEDENTE Los textos que conforman el libro que el lector está leyendo tienen varios puntos de conexión. El primero que nos interesa poner en evidencia es que los temas, problemas y casos de estudio que les dan origen acontecen en el espacio bibliográfico: las relaciones entre palabras e imágenes que aquí se presentan y discuten ocurren en libros, revistas, periódicos y pantallas, en impresos sobre papel o en el marco de las publicaciones virtuales. Este hecho -que podría resultar accidental o mera coincidencia para algunos- aproxima los debates que se plantean en estos ensayos a los estudios del libro y la edición, así como al análisis de los variados campos que se intersecan en la creación artística y la publicación de obras escritas. En otras palabras, las reflexiones que convergen en esta compilación nos acercan a algunas de las principales discusiones que se plantean la bibliología y la bibliografía modernas. Sin embargo, para encontrar los antecedentes del estudio de estos temas, es necesario salir de la perspectiva exclusivamente monodisciplinaria para pensar desde el cruce entre diversos campos del saber y, así, mover las fronteras. Las relaciones iconotextuales, si bien proliferaron de manera exponencial a partir del inicio del siglo xx con las vanguardias históricas, no son de ninguna manera producto del siglo pasado. Su origen se remonta mucho tiempo atrás, a las diversas escrituras ideogramáticas y pictográficas, al igual que a la noción de figurar a través de las palabras, como lo muestran los primeros caligramas de los cuales se tiene noticia, de la autoría de Simias de Rodas y elaborados en el siglo II/ a. C. Durante la época colonial, en la cual coexistieron las escrituras pictogramáticas de los códices americanos con la noción de textualidad traída por los españoles, se siguieron explorando las posibilidades iconotextuales, particularmente en la poesía, a través de diversos juegos visuales que incluían laberintos, anagramas, paromofrones y otras formas poéticas marcadas por el ingenio. Así pues, en pleno florecimiento del barroco mexicano, diversos poetas novohispanos, entre ellos Antonio Rubio, Juan Alcocer, Francisco Ayllón y José Vides, se deleitaban con juegos retórico-visuales, muy en el espíritu de la época. En 1897, cuando Stephane Mallarmé publicó su célebre poema-constelación Un tiro de dados, las relaciones entre visualidad y escritura se convirtieron en una discusión central de la creación artística y la puesta en página de un texto, en apuesta conceptual y estética más allá de convenciones de cualquier índole. En el siglo xx, a partir del resurgimiento de la poesía caligramática con Guillaume Apollinaire, de las palabras en libertad de los futuristas italianos, del trabajo teórico y artístico de los poetas concretos y de las propuestas de explorar los límites entre los lenguajes verbal y visual desde diversas trincheras artísticas, las relaciones iconotextuales se intensificaron y diversificaron para englobar una serie de prácticas de escritura, a veces en soportes de muy diversa índole, que generan experiencias estéticas en las que la lectura del texto y de la imagen se efectúa siempre en paralelo. Sin pretender un relato cronológico exhaustivo de los antecedentes del tema, en el plano internacional puede señalarse el señero trabajo de Meyer Shapiro -historiador del arte y profesor emérito de la Universidad de Columbia- "Words and Pictures: On the Literal and the Symbolic in the Illustration of a Text", presentado en el simposio Language, Symbol, Reality, que se llevó a cabo en el St. Mary's College, Indiana, en noviembre de 1970, al que se sumaría más tarde "Scrip in Picture: Semiotics of Visual Language", texto ofrecido en otro encuentro académico en la Universidad de Pittsburg, en 1976. Ambos ensayos fueron el preludio de Words, Script and Picture: Semi-otics of Visual Language, publicado póstumamente en 1996. A eso se añade, a comienzos de los años ochenta del siglo pasado, Roland Barthes, quien señaló que todo, desde una pintura o un objeto cualquiera hasta las prácticas y las personas, podían ser estudiados como "textos". Esta afirmación, esta lectura del mundo, extendió y ramificó la noción de texto, tanto desde una perspectiva estrictamente semiótica como desde la óptica de los estudios culturales y literarios. Alrededor de una década después, VV. J. T. Mitchell inaugura las primeras páginas de Teoría de la imagen. Ensayos sobre la representación visual y verbal, donde afirma que "el problema del siglo veintiuno es el problema de la imagen", refiriéndose al exponencial aumento del poder de la cultura visual a raíz de la mediatización del mundo. A pesar de ser conceptos que se han usado durante siglos con acepciones relativamente estables, "texto" e "imagen", tanto en su sentido estricto como en sus sentidos extendidos, en particular a partir de la segunda mitad del siglo xx, se convirtieron en nociones que fue necesario replantear como coordenadas representacionales. Muy pronto, la reflexión sobre ambos condujo no sólo a plantear sus ámbitos de acción independientes y sus modos de representación específicos, sino sus intersecciones, yuxtaposiciones, coordinaciones y fusiones. `Palabra e imagen' es el nombre de una distinción ordinaria entre tipos de representación, una forma fácil de dividir, cartografiar y organizar campos de representación. También es el nombre de una especie de tropo cultural básico, lleno de connotaciones que van más allá de sus diferencias meramente formales o estructurales"? Pronto, los estudiosos del tema se dieron cuenta de la necesidad de formalizar este fértil terreno de análisis intersemiótico, lo cual dio origen a los "word and image studies" como un área de estudio interdisciplinaria específica y al surgimiento del concepto de "iconotexto", término acuñado por Peter Wagner en 1996. Con ello tuvieron lugar las fructíferas teorías sobre iconotextualidad que se derivaron naturalmente y que, como lo demuestran los trabajos del propio Wagner, no se aplican sólo a producciones contemporáneas; son una mirada teórica que permite aproximarse a las muy diversas relaciones que han establecido los elementos verbales y los elementos visuales como formas de representación distintas a lo largo de la historia. Para Mitchell, "la interacción entre imágenes y textos es constitutiva de la representación en sí: todos los medios son medios mixtos y todas las representaciones son heterogéneas; no existen las artes 'puramente' visuales o verbales"). En el ámbito regional latinoamericano -saltando en el tiempo varios años- el tema suscitó el interés de personas y grupos de investigación en México y Argentina. En ese sentido, se puede citar el homenaje que se le rindió en 2002 al doctor José Pascual Buxó, emérito del Instituto de Investigaciones Bibliográficas (IIB) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), que permanece en la memoria impresa: De palabras, imágenes y símbolos, obra coordinada por Enrique Ballón Aguirre y Oscar Rivera Rodas, y publicada por dicho instituto en colaboración con la Coordinación de Humanidades. Fruto de los intereses de un grupo de investigadores en torno a los ámbitos de la imagen y el libro, se publicó en 2016 Imagen y cultura impresa. Perspectivas bibliológicas, coordinado por Marina Garone Gravier, Elke Kóppen, Mauricio Sánchez Menchero y coeditado por el Centro de Investigaciones Interdisciplinarias en Ciencias y Humanidades (CIICH) y el Seminario Interdisciplinario de Bibliología (SIB) del lIB, ambos de la UNAM; el mismo año apareció Ilustrar e imprimir. Una historia de la cultura gráfica en Buenos Aires. 1830-1930, bajo la coordinación de Sandra M. Szir -también autora de esa obra-, bajo el sello bonaerense Ampersand. En relación con reuniones académicas y congresos sobre estas temáticas, en 2015 el SIB organizó su tercer encuentro internacional, titulado "De imágenes y palabras. Un recorrido por diversas relaciones iconotextuales a lo largo del tiempo"; en 2016 se llevaron a cabo "The Lettering of Prints. Forms and Functions of Writing in the Printed Image in 16th-Century Europe", en el Institut National d'Histoire de l'Art (INHA), en París, y "La materialidad de las escrituras: de la paleografía a la tipografía digital", cuarto congreso del so. Otras entidades de la UNAM han planeado encuentros para analizar otros aspectos de la relación imagen-texto. El tema no se agota y, por el contrario, parece cobrar mayor vigencia y auge con el correr del tiempo.

Bibliología e iconotextualidad: estudios interdisciplinarios sobre las relaciones entre textos e imágenes

MXN

MXN$460

0