No tiene artículos en su carrito de compras.

Total: MXN$0
Libros UNAM

Asesoría técnica continua: retos y posibilidades para la implementación de un programa público para

Asesoría técnica continua: retos y posibilidades para la implementación de un programa público para las expresiones del vivir

 

ISBN: 9786070290831

Autor(es): Demartini Possui, Juliana

Editor/Coeditor/Dependencia Participante: Programa Universitario de Estudios Sobre la Ciudad

Formato: Libro Impreso

Disponibilidad: En existencias

Special Price MXN$140

Precio Habitual: MXN$200

ISBN/ISSN 9786070290831
Entidad Académica Programa Universitario de Estudios Sobre la Ciudad
Edición o Número de Reimpresión 1a edición, año de edición -2017-
Tema Arquitectura y urbanismo
Número de páginas 216
Tamaño 23 x 17 x 1.5
Terminado o acabado rústico
Idioma español

Detalles

Después de un largo período de disminución de las acciones políticas nacionales del sector habitacional en Brasil, en el año 2003, con la creación del Ministerio de las Ciudades, reanudó la producción de vivienda a gran escala.
Sin embargo, al crearse el Progama Mi Casa, Mi Vida (PMCMV) en 2009, cambió la agenda de la nueva Política Nacional de Vivienda (PNH). Los principales constructores y desarrolladores tomaron el control de la producción de vivienda, dando prioridad a sus propios intereses: maximizar las ganancias en la construcción de proyectos de vivienda en detrimento de las necesidades y formas de vida de la población.
Estas dinámicas que transforman constantemente los espacios de vida, muestran el potencial de los pobres en la construcción y la readecuación de la vivienda y de la ciudad. A través de ellas, se materializan sus expresiones del vivir - definidas aquí como el proceso continuo de las manifestaciones constructivas y de las apropiaciones espontáneas-, realizadas por la población pobre en busca de espacios más adecuados a sus necesidades de espacio, materiales y simbólicas.
Las obras y las acciones participativas desarrolladas por equipos multidisciplinarios junto con los pobres, pueden ser una alternativa más eficiente a los problemas técnicos, a las subjetividades de la vida, a la representación ciudadana y a los derechos constitucionales.
Por lo general, en el trabajo de asesoría técnica, también se valora el potencial de la construcción autogestionada de los pobres, materializando sus expresiones del vivir. Este potencial, cuando está asociado con servicios multidisciplinarios de la asesoría técnica puede mejorar significativamente la calidad de los espacios de vida de la población como un todo. Contribuye a la construcción de un lenguaje y soluciones arquitectónicas y urbanas más consistentes con las diferentes realidades sociales, ambientales y tecnológicas brasileñas.

Demartini Possui, Juliana

Arquitecta y Urbanista por la Universidad Federal de Mato Grosso (UFMT), Maestra en Arquitectura y Urbanismo por la Universidad Federal de Santa Catarina (PÓSARQ/UFRJ) y Doctora por el Programa de Pos-graduación en Urbanismo de la Universidad Federal de Rio de Janeiro (PROURB/UFRJ). Es profesora definitiva del curso de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad del Estado de Mato Grosso y Coordinadora del Programa de Extensión OCA-Oficina Comunitaria de Arquitectura.
Posee experiencia práctica y académica en proyectos de arquitectura, en particular en cuestiones relacionadas con popular y la asesoría técnica.

Después de un largo periodo de disminución de las acciones y políticas nacionales del sector habitacional en Brasil, en el año 2003, con la creación del Ministerio de las Ciudades, se reanudó la producción de vivienda a gran escala. Diseñado sobre la base de un programa social (Proyecto Moradia) este Ministerio tenía como principio la construcción democrática y la implementación de diversos instrumentos legales y operativos para consolidar una nueva política de vivienda y desarrollo urbano. Sin embargo, al crearse el Programa Mi Casa, Mi Vida (pmcmv), en 2009, la agenda de la nueva Política Nacional de Vivienda (pnh) se modificó. Los principales constructores y desarrolladores tomaron el control de la producción de vivienda, dando prioridad a sus propios intereses: maximizar las ganancias en la construcción de proyectos de vivienda en detrimento de las necesidades y formas de vida de la población (Santo Amore, Shimbo y Rufino, 2015). Con todo y la producción masiva de viviendas financiadas con elevados recursos públicos, se advierte la permanencia de innumerables problemas sociales a los que los pobres se enfrentaban desde antes de la creación del pmcmv; por ejemplo, dificultades con el transporte público, urbanizaciones inadecuadas en torno a aspectos socio-culturales y financieros de la población pobre, la falta de instalaciones públicas y muchos otros. En la producción de viviendas del pmcmv no se tomaron en cuenta aspectos importantes que califican el diseño arquitectónico y urbano de los proyectos que se realizan. Por ejemplo, no se consideran las formas de organización y composición de la estructura familiar que, según la Síntesis de Indicadores Sociales del Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (pnh, 2013), son cruciales para la planificación y la toma de decisiones relacionadas con las políticas públicas. Según Cardoso y Aragão (2013) la hegemonía del sector privado -constructores y promotores- para fomentar la producción de vivienda popular y característica del pmcmv, tiene el efecto de aumentar el "costo" social porque muchos proyectos de la Parte 1 de este programa (para los más pobres), se han desplegado en el modelo de "barrio cerrado" en áreas lejanas a las zonas céntricas, donde la tierra es más barata. Esto ha aumentado aún más los costos de la vivienda, ya que los compradores tienen que hacer mayores gastos debido al mantenimiento de las áreas de uso colectivo, al transporte y la infraestructura del entorno. Por lo tanto, los pobres están "pagando" por el lucro de los constructores y promotores, reafirmando "el modelo de despojo urbano que caracteriza el proceso de urbanización brasileña históricamente" (Cardoso y Aragão, 2013: 54). Ante las imposiciones del vivir que caracterizan el pmcmv, las intervenciones constructivas realizadas por autogestión o autoconstrucción se mantienen como una salida alternativa y en gran escala para los pobres que buscan condiciones más adecuadas de vida. Las intervenciones autogestionadas de forma espontánea se observan en diferentes grupos de vivienda de los pobres , como las favelas, las ocupaciones, los desarrollos habitacionales, loteamientos e incluso en barrios formales populares. Estas dinámicas, que transforman constantemente los espacios de vida, muestran el potencial de los pobres para la construcción y readecuación de las viviendas y las ciudades. A través de ellas se materializan sus expresiones del vivir -que definimos aquí como el proceso continuo de las manifestaciones constructivas y de las apropiaciones espontáneas, realizadas por la población pobre en busca de espacios más adecuados a sus necesidades de tales espacios, materiales y simbólicos. Las expresiones del vivir, que a menudo generan soluciones físico-espaciales satisfactorias, pueden también dar lugar a intervenciones constructivas que, de forma involuntaria propician malas condiciones de vida para los residentes y/o sus vecinos. Estudios realizados en la década de 2000 en la favela de Rocinha, en Río de Janeiro, por parte de Andrade (2008; 2013) y Leitão (2009) indican, por ejemplo, la existencia de problemas de accesibilidad física y altas tasas de enfermedades infecciosas "debido a la alta densidad construida y a la existencia de espacios con poca o ninguna iluminación y ventilación" (Andrade et al., 2013: 28). En los casos de surgimiento de barrios marginales2 promovidos por el gobierno y en las ocupaciones de edificios vacíos, pueden observarse, asimismo, apropiaciones e intervenciones constructivas que pueden poner en riesgo la salud e incluso la integridad física de los residentes y sus vecinos. Al analizar los resultados y las críticas de la producción formal e informal3 de la vivienda popular, consideramos apropiado discutir otras posibilidades más eficaces que abordan la cuestión de la vivienda, para que se contemplen los aspectos físico-espaciales y materiales de la construcción. Desde esta perspectiva, las obras y las acciones participativas que han desarrollado equipos multidisciplinarios junto con los pobres pueden ser una alternativa más eficiente a los problemas técnicos, a las subjetividades de la vida y, sobre todo, a la representación ciudadana y a los derechos constitucionales. Por lo general, en el trabajo de asesoría técnica se valora, igualmente, el potencial de la construcción autogestionada de los pobres, materializando sus expresiones del vivir. Creemos que este potencial, cuando se asocia con servicios multidisciplinarios de la asesoría técnica puede mejorar significativamente la calidad de los espacios de vida de la población como un todo. Al mismo tiempo, contribuye a la construcción de un lenguaje y de soluciones arquitectónicas y urbanas más consistentes con las diferentes realidades sociales, ambientales y tecnológicas del Brasil.

Asesoría técnica continua: retos y posibilidades para la implementación de un programa público para las expresiones del vivir

MXN

MXN$200

0